Derecho virtual Logo

Cómo estudiar Derecho mas rápido: Las 7 técnicas infalibles 

Cómo estudiar Derecho mas rápido

¿Buscas saber cómo estudiar derecho de manera más productiva? Si bien pensamos la gran mayoría al entrar en la carrera que lo más eficiente es memorizar todo con muchas horas, eso no es cierto, ya que con las técnicas adecuadas puedes estudiar mucho más rápido y en menos tiempo.

Por eso, si estás estudiando derecho y te resulta difícil preparar tus exámenes debido a extensos manuales y un lenguaje técnico, no te preocupes. En este artículo, te mostraremos cómo estudiar derecho de forma más productiva mediante 7 técnicas infalibles. Y la última de todas ellas es especialmente relevante.

Descubre cómo optimizar tu estudio del derecho, maximizando tu tiempo y logrando resultados destacados con estas estrategias comprobadas. ¡Prepárate para mejorar tu desempeño académico y dominar tus exámenes legales con confianza!

7 técnicas para estudiar derecho mas velozmente

1- Estudiar de forma organizada y planificada

Si quieres estudiar derecho como todo un profesional es clave tener planificación, y para ello es imprescindible un calendario ¿y cómo un calendario me va a ayudar a estudiar?

Pues para poder estudiar más en menos tiempo tienes que tener definido previamente tus objetivos durante el día, y para eso el calendario es esencial, ya que si tienes 2 exámenes en 15 días puedes anotar lo que vas a hacer cada día, aumentando tu nivel de concentración.

La organización es esencial, y esto es algo que si aplicas en tu vida notarás como eres más productivo y tienes más tiempo para dedicárselo a tus hobbies, en vez de estar todo el día leyendo un manual sin descanso, sin enterarte de nada y perdiendo tu tiempo.

2- Estudia Derecho comprendiendo su utilidad práctica

Esto algo que casi nadie hace al estudiar derecho porque se centran en memorizarlo todo, y eso solo sirve para el día del examen, después ya habrás olvidado prácticamente todo el contenido. Si no quieres que eso te pase evita este error e intenta aprender comprendiendo la utilidad práctica de todo lo que estudies a través de ejemplos e historias ficticias.

Además, relacionado con esto también es un error muy extendido el pensar que es necesario pasar el día entero entre la biblioteca y las clases para tener toda la información, y eso es algo completamente innecesario porque con las herramientas tan precisas que tenemos como Google se puede encontrar cualquier término legal en segundos.

Un ejemplo: si buscamos el art. 1255 del Código Civil, que dice “los contratantes pueden establecer los pactos, cláusulas y condiciones que tengan por conveniente, siempre que no sean contrarios a las leyes, a la moral ni al orden público”.

Aprender esto de memoria solo conlleva que te frustres estudiándolo y que encima se te olvide el día del examen, por lo que para evitarlo es tan simple como buscar con Google la información que necesites de un ejemplo que te inventes.

Por ejemplo, si Juan le vende una casa a Paco y este quiere añadir una cláusula en la que si Paco decide venderla de nuevo de aquí a 25 años tiene que ofrecérselo a Juan primero, por el principio de la autonomía de la voluntad del art. 1255 están permitidos. ¿A qué es más fácil estudiar el derecho con ejemplos?

3- Memoriza las palabras clave relevantes

Memorizar implica saberlo todo y darle importancia hasta la última palabra, ¿y eso es útil para estudiar? La verdad es que no, es más productivo identificar y memorizar solamente las palabras clave más importantes para que el día del examen acordándote de ellas te sea más fácil recordar el resto.

Exponiéndolo con un ejemplo personal; cuando tuve que estudiar Derecho Tributario me tuve que aprender de memoria el artículo 6.2 de la LOFCA, el cual dice lo siguiente:

“Los tributos que establezcan las Comunidades Autónomas no podrán recaer sobre hechos imponibles gravados por el Estado. Cuando el Estado, en el ejercicio de su potestad tributaria originaria establezca tributos sobre hechos imponibles gravados por las Comunidades Autónomas, que supongan a éstas una disminución de ingresos, instrumentará las medidas de compensación o coordinación adecuadas en favor de las mismas.”

Si en vez de intentar aprenderlo por repetición y memorización me quedo con las palabras clave tributos, Comunidades Autónomas, hecho imponible y Estado, reduces tanto el número de palabras como el tiempo que le dedicas.

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido. PROBAR AHORA

4- Estudiar derecho como si fuera un juego: las tarjetas Flash Cards.

La creación de tarjetas de estudio es una herramienta infalible para memorizar conceptos clave, ya que nos permite aprender como si estuviéramos jugando.

¿Cómo funcionan estas tarjetas? Sencillo, por un lado, apuntas la palabra clave que quieres aprender, como el art. 6.2 LOFCA de antes por ejemplos, y por el otro lado su definición.

Una vez hecha la repasas al día siguiente, y si aciertas a los 2 días, luego a los cuatro, y así sucesivamente, y si fallas vuelves al punto de inicio. Existen aplicaciones en el móvil que te permiten crearlas. ¿No es más divertido estudiar el Derecho de esta forma?

5- Repasa regularmente en sesiones cortas

Nosotros tenemos dos tipos de memoria: la de corto plazo, que consiste en un filtro por el que pasa la información a la memoria de largo plazo, ¿y cómo usamos esto a nuestro favor? Dividiendo el temario en pequeñas sesiones de estudio y usar la repetición constante.

Imaginaos que Pepe tiene un examen de Derecho Procesal dentro de una semana y necesita para aprobar 7 horas, pues le ira mejor estudiando una hora al día en vez de dedicarle las 7 horas el día antes del examen.

6- Cómo asegurar tu aprobado gracias a los esquemas

Aunque no lo parezca, a veces menos, es más, y esto se demuestra con los esquemas, ya que al tener las palabras clave organizadas de forma visual te es más fácil no solo el tener una idea global del tema que te estes estudiando, sino que facilita además entender las partes más complejas sin problemas.

7- El secreto para estudiar derecho: la mentalidad

Todas estas técnicas de estudio son muy buenas para estudiar como un verdadero profesional del derecho, pero si el derecho no te gusta al final te distraerás estudiando y dedicando el tiempo a cosas que son más importantes para ti.

Por eso, ten en primer lugar una conversación contigo mismo, y pregúntate si ves el Derecho como algo divertido y apasionante, porque si la respuesta es no da igual cuanto le dediques, al final te amargaras y acabarás dejando la carrera.

Entonces, ¿de qué forma puedo saber si el Derecho me gusta? Solo hay una forma, y es viendo su utilidad práctica, por lo que mira series como Suits, ve a juicios como público, lee artículos de prensa sobre los últimos casos y por último, asiste a eventos o charlas sobre temas jurídicos.

Por último, si te ha interesado este artículo mira este vídeo de Derecho Virtual donde te mostrarán estas claves de una forma práctica y amena.

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido. PROBAR AHORA

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 4.1 / 5. Recuento de votos: 10

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Autor

  • José María Nuñez

    Estudiante del Máster de la Abogacía de Cáceres con una pasión por el Derecho Mercantil. Apasionado por hacer el derecho más accesible para todos

Mas consejos de derecho: