Derecho virtual Logo

Convivencia More Uxorio: ¿Paso Previo a la Pareja de Hecho?

Convivencia More Uxorio

¿Alguna vez te has preguntado qué es la convivencia more uxorio? ¿Cómo se diferencia de una pareja de hecho? ¿Cuáles son los requisitos y características que definen esta forma de convivencia en el contexto legal español? ¿Y qué consecuencias conlleva para aquellos que optan por esta modalidad de relación?

En este artículo, exploraremos en detalle el concepto de convivencia more uxorio, desde su definición hasta ejemplos prácticos que ilustran sus implicaciones en la vida real. No te pierdas este artículo para comprender mejor este fenómeno social y jurídico, que cada vez cobra más relevancia en nuestra sociedad contemporánea.

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido.

PROBAR AHORA

¿Qué es la convivencia more uxorio?

La convivencia more uxorio es la convivencia de hecho, es aquella situación en la que una pareja convive sin estar casados, como un paso previo a la pareja de hecho.

La expresión “more uxorio” significa “a la manera de una esposa”, algo que hoy en día refleja en cierto grado la realidad de la convivencia more uxorio.

El ordenamiento jurídico español concibe la convivencia more uxorio como una vida sentimental estable y duradera en la que la pareja actúa como si estuvieran unidos en matrimonio.

En cuanto a su regulación, no existe una regulación expresa de esa figura, su construcción ha sido de carácter jurisprudencial y esto fue en su mayoría, con carácter previo a la figura de la pareja de hecho. Por tanto no existe una regulación en el Código Civil.

Se pueden encontrar resquicios de ella como, por ejemplo, en el nombramiento de un representante de la persona ausente.

Pareja de hecho y convivencia more uxorio

Ambas parecen, o, mejor dicho, son similares, ya que en ambos casos se trata de dos personas que conviven y se comportan como si estuvieran casados, aún sin estarlo.

Sin embargo, es más sencillo si vemos uno como el paso previo del otro: como explicamos en nuestro artículo sobre las parejas de hecho, para considerarse una se debe solicitar su inscripción en el registro de la comunidad autónoma correspondiente.

Uno de los requisitos más compartidos para la inscripción de la pareja de hecho, que tiene una regulación autonómica, es la de la convivencia, es decir que los integrantes residan en el mismo lugar. Esta convivencia previa, sería la convivencia more uxorio.

¿En qué momento deja de ser convivencia more uxorio y pasa a ser pareja de hecho?

Realmente no hay una respuesta a esta pregunta, se puede considerar que esto sucede cuando se inscribe la pareja de hecho, sin embargo, para ciertos temas se puede conseguir este reconocimiento con carácter posterior.

Un ejemplo de ello suele ser cuando en una pareja no casada, uno de los dos fallece, generalmente si se cumplen los requisitos para la pareja de hecho se reconoce el derecho a una pensión de viudedad o de orfandad si hubiera hijos comunes.

Esto, como hemos dicho, sin que exista la inscripción de la pareja de hecho.

Por tanto, dependerá del caso concreto, de lo que aprecien los tribunales, qué con carácter general, tienden a reconocer estos derechos, y de si se cumplen o no los requisitos de la pareja de hecho de la comunidad autónoma de la que se trate.

Notas características de la convivencia more uxorio

  • La estabilidad y continuidad: No puede tratarse de una convivencia de corta duración, casual o esporádica. Esto únicamente puede apreciarse por el transcurso del tiempo y en ciertas ocasiones por la descendencia común. También la continuidad se mide en los mismos términos de tiempo, es decir, en la intención de mantener esa convivencia durante un largo periodo de tiempo y a futuro.
  • La publicidad: debe tratarse de una relación pública que los conocidos de la pareja conocen como una relación afectiva duradera y estable. Para poder acreditar la convivencia estable se puede recurrir a esos testimonios, a una domiciliación común de algún recibo de suministro, o incluso a un empadronamiento.
  • Monogamia: La convivencia debe ser en estado similar al matrimonio y por tanto las obligaciones de ayuda, respeto y fidelidad deberán darse en la misma.
  • Comunidad de vida: como en el caso anterior, se entiende en relación análoga al matrimonio, y por tanto debe haber un sostenimiento común de las cargas, compartiendo los deberes generales del matrimonio

Ejemplos prácticos

Ejemplo práctico 1: María y Juan

María y Juan llevan viviendo juntos más de cinco años en un piso alquilado en Madrid. Durante este tiempo, han compartido gastos de alquiler, facturas de servicios públicos y han construido una vida en común.

Tristemente, Juan fallece debido a complicaciones derivadas de un accidente. A pesar de no haber formalizado su unión como pareja de hecho, María tiene derecho a recibir una pensión de viudedad debido a que la convivencia more uxorio es reconocida por los tribunales como una relación equiparable a la pareja de hecho, dadas las circunstancias de estabilidad, continuidad, publicidad y comunidad de vida que han demostrado durante su convivencia.

Ejemplo práctico 2: Ana y Carlos

Ana y Carlos son una pareja que lleva conviviendo durante tres años manteniendo una relación monógama y estable. Han sido reconocidos por sus vecinos y amigos como una pareja estable y afectuosa.

Recientemente, decidieron solicitar su inscripción como pareja de hecho. Durante el proceso de solicitud se les pide acreditar su convivencia. Para ello, presentan testimonios de vecinos, recibos de suministros domiciliados a nombre de ambos y un certificado de empadronamiento en el mismo domicilio.

Tras varios meses, se les cita para inscribirles como pareja de hecho, teniendo derecho a un permiso laboral de 15 días por este hecho.

Conclusiones

En este artículo has descubierto los matices legales y sociales de la convivencia more uxorio, comprendiendo su significado como una forma de relación estable y duradera entre parejas que eligen compartir sus vidas sin contraer matrimonio.

Ahora, tienes una comprensión clara de los requisitos que definen esta convivencia, desde la estabilidad y continuidad hasta la publicidad y la comunidad de vida.

Además, has visto cómo la convivencia more uxorio puede tener implicaciones significativas en situaciones legales, como el reconocimiento de derechos como la pensión de viudedad, incluso sin formalizar la unión como pareja de hecho.

Al explorar ejemplos prácticos, has podido visualizar cómo la convivencia more uxorio se manifiesta en la vida cotidiana de las parejas, desde el apoyo mutuo en momentos difíciles hasta la colaboración en proyectos compartidos.

¡Espero que te haya gustado este artículo y nos vemos en el siguiente!

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido.

PROBAR AHORA

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Autor

Mas consejos de derecho: