Derecho virtual Logo

Acción de Repetición en Seguros: 5 datos claves【Con Ejemplos】

¿Alguna vez te has preguntado qué ocurriría si tu compañía de seguros paga una indemnización por un accidente que no fue culpa tuya? ¿Sabías que, en algunos casos, la aseguradora puede reclamar ese dinero a la persona responsable del daño?

En este artículo, vamos a hablar de la acción de repetición en el derecho de seguros español. Te explicaremos qué es, cómo funciona y en qué casos puede utilizarse. Además, te mostraremos algunos ejemplos realistas para que puedas comprender mejor este importante concepto.

A lo largo del artículo, se analizarán los diferentes aspectos de este mecanismo legal, incluyendo su fundamento jurídico, sus requisitos y sus efectos.

¿Te interesa saber cómo funciona la acción de repetición? ¡Sigue leyendo!

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido.

PROBAR AHORA

Concepto y marco legal

¿Qué es la acción de repetición?

La acción de repetición es un mecanismo legal que permite a quien ha realizado un pago indebido recuperar lo abonado. En el ámbito del derecho de seguros, se configura como una herramienta que permite a la compañía aseguradora reclamar a la persona responsable del daño la cantidad que ha tenido que pagar al perjudicado en concepto de indemnización.

Características esenciales:

  • No confundir con la subrogaciónLa acción de repetición no se debe confundir con la subrogación, ya que en la primera la aseguradora no se coloca en la posición del perjudicado, sino que simplemente busca recuperar lo pagado.
  • Preservación de la indemnidad del perjudicado: La acción de repetición no afecta al derecho del perjudicado a recibir la indemnización completa, ya que la aseguradora solo podrá reclamar al responsable del daño.

Marco legal:

La acción de repetición en el derecho de seguros español se encuentra regulada principalmente por las siguientes normas:

  • Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro: Esta ley establece las obligaciones y deberes de las partes en un contrato de seguro, incluyendo la facultad de repetición de la aseguradora en determinados casos.
  • Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor: Esta ley regula la responsabilidad civil derivada de la circulación de vehículos a motor, y dedica un artículo específico a la acción de repetición de la aseguradora.

Es esencial que conozcas  Artículo 10 del Texto Refundido de la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor.Este artículo establece los diferentes casos en los que la aseguradora puede ejercitar la acción de repetición, que veremos a continuación

Ejemplo:

Imaginemos que un conductor causa un accidente de tráfico debido a una negligencia grave. La compañía aseguradora del conductor paga la indemnización al perjudicado, pero luego puede iniciar una acción de repetición contra el conductor para recuperar la cantidad pagada.

¿En qué casos puede la compañía de seguros usar la acción de repetición?

La acción de repetición no es un derecho ilimitado para las compañías de seguros. Solo pueden utilizarla en determinados casos tasados por la ley.

A continuación, analizaremos en profundidad los diferentes supuestos en los que la compañía de seguros puede usar la acción de repetición:

1. Inexistencia de contrato de seguros:

Si el conductor responsable del accidente no tiene contratado un seguro de responsabilidad civil obligatorio, la víctima puede reclamar al Consorcio de Compensación de Seguros. Este organismo público pagará la indemnización al perjudicado, pero luego podrá ejercitar la acción de repetición contra el responsable del accidente.

2. Exclusión de cobertura:

En ocasiones, el daño causado puede estar excluido de la cobertura de la póliza del seguro. En estos casos, la compañía de seguros no tendrá que pagar la indemnización al asegurado, pero sí podrá reclamarle la cantidad que ha tenido que pagar al perjudicado.

3. Daños causados de manera dolosa o mala fe:

Si el daño ha sido causado de manera dolosa o con mala fe por parte del asegurado, la compañía de seguros podrá reclamarle la cantidad que ha tenido que pagar al perjudicado.

4. Conducción bajo los efectos del alcohol o sustancias:

Si el daño ha sido causado por el asegurado mientras conducía bajo los efectos del alcohol, drogas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, la compañía de seguros podrá reclamarle la cantidad que ha tenido que pagar al perjudicado.

5. Impago de la prima del seguro:

Si el asegurado no ha pagado la prima del seguro, la compañía de seguros podrá cancelar la póliza y, en caso de que se produzca un siniestro, podrá reclamarle al asegurado la cantidad que ha tenido que pagar al perjudicado.

6. Otros supuestos:

Además de los casos mencionados anteriormente, la compañía de seguros también puede usar la acción de repetición en otros supuestos previstos en la Ley 50/1980, de Contrato de Seguro, o en el propio contrato de seguro.

Es importante destacar que la acción de repetición es un derecho que la compañía de seguros puede ejercitar, pero no una obligación.

En algunos casos, la compañía de seguros puede decidir no reclamar al responsable del daño, por ejemplo, si se trata de un familiar o un amigo del asegurado. Es importante conocer los diferentes casos en los que la compañía de seguros puede usar la acción de repetición para evitar sorpresas desagradables.

¿Cómo funciona la acción de repetición?

La acción de repetición no es un proceso automático. La compañía de seguros debe cumplir con una serie de requisitos para poder reclamar al responsable del daño.

Requisitos para el ejercicio de la acción de repetición:

1. Pago de la indemnización:

La compañía de seguros debe haber pagado la indemnización al perjudicado antes de poder iniciar la acción de repetición.

2. Cuantía:

La cantidad que la compañía de seguros puede reclamar al responsable del daño está limitada al importe de la indemnización que ha pagado al perjudicado.

3. Condena del asegurado:

En caso de que el daño haya sido causado por el dolo del asegurado o por conducir bajo la influencia del alcohol o drogas, la compañía de seguros no podrá iniciar la acción de repetición hasta que el asegurado haya sido condenado por un juez.

4. Responsabilidad de un tercero:

La compañía de seguros debe acreditar la responsabilidad del tercero en el daño causado. Esto significa que debe probar que el tercero actuó de forma negligente o imprudente y que su comportamiento causó el daño.

Plazo de prescripción:

La acción de repetición prescribe al cabo de un año a partir de la fecha en que la compañía de seguros pagó la indemnización al perjudicado.

Obligación de devolución:

¿Qué ocurre si la compañía de seguros gana la acción de repetición?

En este caso, el responsable del daño estará obligado a devolver a la compañía de seguros la cantidad que esta ha pagado al perjudicado.

El plazo para realizar la devolución es de 20 días desde la fecha en que la resolución judicial que declara la obligación de devolución sea firme.

Si el responsable del daño no realiza la devolución en el plazo establecido, la compañía de seguros podrá iniciar un procedimiento de embargo para recuperar la cantidad adeudada.

Es importante destacar que la obligación de devolución es personal e intransferible. Esto significa que el responsable del daño no puede delegar la responsabilidad en otra persona.

Además, la obligación de devolución no se extingue por la muerte del responsable del daño. En este caso, la deuda se transmitirá a sus herederos.

Ejemplos prácticos:

En este apartado, veremos cómo funciona la acción de repetición en dos casos reales.

Ejemplo 1: ¡Un accidente de tráfico con un conductor borracho!

Imaginemos que Elena, una conductora responsable, circula por la carretera cuando un vehículo conducido por Carlos, que se encuentra bajo la influencia del alcohol, invade su carril y provoca un accidente.

Elena sufre graves lesiones y su vehículo queda totalmente destrozado. La compañía de seguros de Elena, Seguros Fénix, le paga la indemnización correspondiente para cubrir los gastos médicos y la reparación del vehículo.

Posteriormente, Seguros Fénix inicia una acción de repetición contra Carlos para recuperar la cantidad que ha pagado a Elena, tras que este haya sido condenado por un juez.

Se cumplen todos los requisitos pero sobre todo la responsabilidad de un tercero , pues la responsabilidad de Carlos en el accidente es evidente. Y Plazo de prescripción pues el accidente tiene lugar el 30 de mayo de 2023 y la acción se interpone el 2 de enero de 2024, en menos de un año desde el incidente y obviamente desde el pago.

Ejemplo 2: ¡Un incendio provocado por mala fe!

En este caso, supongamos que Juan, propietario de una tienda de ropa, contrata una póliza de seguro contra incendios con la compañía de seguros Mapfre. Unos meses después, Juan provoca un incendio en su tienda con la intención de cobrar la indemnización del seguro.

Mapfre investiga el incendio y descubre que ha sido provocado intencionadamente por Juan. A pesar de que Mapfre ha pagado la indemnización a Juan, la compañía de seguros puede iniciar una acción de repetición contra él para recuperar la cantidad pagada.

En este caso, también se cumplen todos los requisitos para la acción de repetición, de forma similar al caso anterior, pero imagina que se interpone la acción un año y un día después eso haría que prescribiera.

Conclusiones:

En resumen, la acción de repetición es una herramienta que permite a las compañías de seguros recuperar el dinero que han pagado en caso de que el responsable del daño no sea el asegurado.

Es importante recordar que:

  • No es un derecho ilimitado: la compañía de seguros solo puede usarla en casos específicos.
  • Hay requisitos que cumplir: la compañía debe haber pagado la indemnización, el responsable debe ser culpable y la acción debe ser interpuesta dentro del plazo legal.
  • El responsable del daño tiene la obligación de devolver el dinero.

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido.

PROBAR AHORA

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Autor

  • Daniel García

    Jurista apasionado del Derecho Público y la Filosofía del Derecho, mi objetivo aquí es acercarte el derecho de forma sencilla y cotidiana. 

Mas consejos de derecho: