Derecho virtual Logo

Autocuratela en España: Definición, Conceptos y Ejemplos

La autocuratela es un concepto jurídico que ha cobrado relevancia en España debido a la reciente introducción de la Ley 8/2021, una normativa que ha traído consigo cambios significativos en el ámbito de las personas con capacidades diferentes

Este término puede sonar novedoso para muchos que no conozca la curatela y sus cambios, especialmente para los estudiantes de derecho, y es por eso por lo que en este artículo te lo explicaremos en detalle.

En este artículo, exploraremos en detalle qué es la autocuratela, cómo está regulada en España, cuáles son los requisitos para ejercerla y cuáles son sus límites. Pero sobre todo también presentaremos ejemplos prácticos para ilustrar su aplicación en situaciones reales, con estos ejemplos todo te quedara mucho más claro para tus apuntes de Derecho de la persona.

La autocuratela se ha convertido en un tema relevante para los estudiantes de derecho por varias razones. En primer lugar, su introducción en la legislación española es reciente, lo que significa que es un área en constante evolución y que presenta desafíos y oportunidades legales que los futuros abogados deben comprender.

Así que, si eres estudiante de derecho o simplemente estás interesado en conocer más sobre esta figura legal, estás en el lugar adecuado. Acompáñanos en este viaje para comprender la autocuratela en España y su relevancia en el contexto legal actual.

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido. PROBAR AHORA

Definición de Autocuratela

La autocuratela, una figura legal que ha cobrado importancia en España a raíz de la Ley 8/2021, se presenta como una medida preventiva que permite a una persona designar a su propio curador en caso de que sea declarada judicialmente con capacidad especial.

Esta novedosa figura difiere de la tutela en un aspecto fundamental: el curador no sustituye a la persona bajo autocuratela, sino que actúa como un apoyo y complemento en la toma de decisiones.

¿En qué consiste la autocuratela?

En esencia, la autocuratela, siguiendo al DPHEJ, es el derecho que posee cualquier persona mayor de edad o menor emancipada para anticiparse a circunstancias que puedan dificultar su capacidad jurídica en igualdad de condiciones con los demás.

A través de una escritura pública, esta persona puede proponer el nombramiento o la exclusión de una o varias personas específicas para ejercer la función de curador en su nombre.

Este proceso otorga a la persona bajo autocuratela la capacidad de determinar cómo se organizarán y administrarán los asuntos relacionados con su persona y bienes.

Cabe destacar que la autocuratela se fundamenta en el principio de apoyo a la autonomía de la persona con capacidades especiales, buscando siempre garantizar su participación en la toma de decisiones en la medida de lo posible.

¿Cuál es el propósito de la autocuratela?

El propósito primordial de la autocuratela es brindar a las personas con capacidad especial la posibilidad de ejercer su capacidad jurídica de manera plena y efectiva, incluso en situaciones en las que puedan surgir dificultades para hacerlo. Este enfoque se basa en el respeto por la voluntad y las preferencias del individuo, reconociendo que cada persona tiene derecho a tomar decisiones sobre su vida y bienestar.

La autocuratela tiene un carácter asistencial, lo que significa que el curador designado está ahí para proporcionar apoyo y orientación en la toma de decisiones. Solo en casos excepcionales, cuando la persona bajo autocuratela no pueda expresar su voluntad de manera efectiva, el curador asumirá una función representativa.

En resumen, la autocuratela es una figura legal innovadora que empodera a las personas con capacidad especial al permitirles anticiparse a situaciones que puedan afectar su capacidad jurídica.

Este mecanismo busca promover la autonomía y el respeto por las decisiones de cada individuo, contribuyendo así a una sociedad más inclusiva y equitativa.

Legislación en España

La regulación de la autocuratela en España es un tema de vital importancia que se ha abordado en varias leyes con el objetivo de proporcionar un marco legal sólido y coherente para su aplicación.

A continuación, examinaremos las leyes clave que abordan este concepto y establecen las bases para su funcionamiento.

Código Civil

El Código Civil español desempeña un papel fundamental en la regulación de la autocuratela. Siendo el pilar básico de todo el derecho civil y de la persona.

Establece medidas de apoyo a personas con discapacidad, siempre en el contexto del respeto a su autonomía y al ejercicio de su capacidad jurídica. Esta ley sienta las bases para la protección y el apoyo a las personas con discapacidad en la toma de decisiones sobre sus asuntos personales y patrimoniales.

Ley de la Jurisdicción Voluntaria

La Ley de la Jurisdicción Voluntaria aborda aspectos específicos relacionados con la tramitación, resolución, aceptación y posesión del cargo en casos de curatela.

Define los procedimientos y las responsabilidades asociadas con la figura del curador, incluyendo aquellos casos en los que se aplique la auto curatela.

Ley 41/2003 sobre protección patrimonial de las personas con discapacidad

Esta ley actualmente regula parte de la autotutela, un mecanismo mediante el cual una persona con capacidad de obrar puede tomar disposiciones preventivas para el caso de que necesite tutela en el futuro. Modificando el Código civil y la LEJ.

Ofrece una perspectiva preventiva y protectora para las personas con discapacidad y forma parte de las bases legales en las que se sustenta la autocuratela.

Ley 8/2021

La Ley 8/2021, una reforma clave de la legislación civil y procesal, tiene un impacto significativo en el ámbito de la capacidad jurídica de las personas con discapacidad. Esta ley se ajusta a la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de 2006, ratificada por España.

Establece un cambio fundamental en el sistema legal, pasando de un enfoque basado en la sustitución de decisiones a otro centrado en la voluntad y las preferencias de las personas con discapacidad, si quieres saber más clica aquí.

Una de las innovaciones más destacadas de esta ley es la introducción de la figura que aquí estas estudiando.

Además, refuerza las previsiones relacionadas con la autotutela y las adapta al nuevo enfoque de respeto a la autonomía de las personas con discapacidad.

En resumen, la autocuratela en España encuentra su respaldo en una serie de leyes que buscan garantizar la protección y el apoyo de las personas con discapacidad en el ejercicio de su capacidad jurídica. Estas leyes reflejan el compromiso del sistema legal español con la promoción de la autonomía y el respeto por las decisiones individuales.

Proceso de Autocuratela

El proceso de establecer la autocuratela en España es un procedimiento detallado y regulado por el Código Civil. Aquí te explicaremos los pasos esenciales y las responsabilidades asociadas con esta figura legal.

Nombramiento del Curador

El proceso comienza con el nombramiento del curador. Cualquier persona mayor de edad o menor emancipada puede realizar este nombramiento en previsión de que, en el futuro, pueda encontrar dificultades para ejercer su capacidad jurídica en igualdad de condiciones con los demás( Articulo 271 Código Civil).

Esta persona tiene la capacidad de proponer en escritura pública quién será su curador. Además, puede establecer disposiciones sobre el funcionamiento y contenido de la curatela, que incluyen aspectos como el cuidado personal, la administración de bienes, la retribución del curador, la obligación de hacer un inventario y medidas de vigilancia y control.

Forma y Vinculación Judicial

El nombramiento del curador debe ser realizado mediante escritura pública. Esta escritura no solo designa o excluye a una o varias personas como curadores, sino que también delimita sus funciones y atribuciones. La vinculación judicial es un elemento fundamental en este proceso.

La propuesta de nombramiento y las disposiciones voluntarias contenidas en la escritura vinculan a la autoridad judicial responsable de constituir la curatela. Sin embargo, la autoridad judicial tiene la facultad de prescindir total o parcialmente de estas disposiciones, ya sea por iniciativa propia o a solicitud de las personas llamadas a ejercer la curatela o del Ministerio Fiscal.

Esta decisión debe estar respaldada por una resolución motivada. Entre las causas que pueden llevar a esta prescindencia se encuentran circunstancias graves desconocidas por la persona que estableció la autocuratela o la alteración de las circunstancias que ella consideró al tomar sus decisiones. Todo ello conforme al articulo 272 del Código civil.

Orden de Sustitución

En casos donde se propongan varios curadores en un mismo documento, el orden de preferencia se otorga al primero propuesto. Si existen múltiples escrituras, se prefiere al curador propuesto en el último documento.

Es importante destacar que, si al establecer la autocuratela se designan sustitutos al curador sin especificar el orden de sustitución, se dará preferencia al propuesto en el documento posterior. Si se proponen varios sustitutos en el mismo documento, el primero propuesto será el preferido.

Más en cocnreto el 273 del Código Civil señala:

« Si al establecer la autocuratela se propone el nombramiento de sustitutos al curador y no se concreta el orden de la sustitución, será preferido el propuesto en el documento posterior. Si se proponen varios en el mismo documento, será preferido el propuesto en primer lugar.»

Delegación

La legislación permite la delegación de la elección del curador. Esto significa que la persona interesada puede delegar esta responsabilidad en su cónyuge u otra persona de confianza.

La elección del curador se realiza entre los candidatos propuestos en la escritura pública. Si quieres saber donde esta regulado, no te preocupes de nuevo tienes que ir al Código Civil en concreto al 274 y lo encontraras

Inscripción

Por último, el paso esencial es la inscripción de la escritura pública donde consta la auto curatela que es comunicada de oficio por el notario que la autorizo  al Registro Civil, para que se inscriba en la partida de nacimiento de la persona que la ha realizado.

En resumen, el proceso de establecer la autocuratela en España implica:

El nombramiento de un curador, la redacción de una escritura pública que delimite las responsabilidades atribuciones del curador, la vinculación judicial de estas disposiciones, la definición del orden de sustitución en caso de múltiples curadores y la posibilidad de delegar la elección del curador en una persona de confianza.

La autocuratela es un mecanismo legal que brinda protección y apoyo a las personas con discapacidad en el ejercicio de su capacidad jurídica.

Contenido y limites

Contenido de la escritura de nombramiento del curador

La escritura de nombramiento del curador es un documento fundamental en el proceso de autocuratela en España. En este documento, se pueden establecer diversos aspectos que garantizan el adecuado apoyo y protección de la persona con discapacidad. Entre los contenidos clave de esta escritura se incluyen:

  • Nombramiento o Exclusión del Curador
  • Funcionamiento y Contenido de la Curatela: Se detallan las funciones y atribuciones del curador, incluyendo cómo se administrarán los asuntos personales y patrimoniales del beneficiario.
  • Cuidado de su Persona: Se establecen pautas sobre cómo se cuidará la persona con discapacidad, asegurando su bienestar y calidad de vida.
  • Reglas de Administración y Disposición de Bienes: Se definen las reglas para la gestión de los activos y bienes de la persona con discapacidad, incluyendo su patrimonio.
  • Retribución del Curador: Si se contempla, se especifica cómo y cuánto será compensado el curador por sus servicios.
  • Obligación de Hacer Inventario o su Dispensa: Se determina si el curador debe llevar un registro de los bienes y activos de la persona con discapacidad, o si esta obligación puede ser dispensada.
  • Medidas de Vigilancia y Control: Se establecen los mecanismos para supervisar las acciones del curador y garantizar que actúe en el mejor interés del beneficiario.
  • Propuesta de Personas que Realicen Dichas Medidas: Si se requieren terceras personas para llevar a cabo las medidas de vigilancia y control, se pueden proponer en esta escritura.
  • Sustitutos del Curador: Se designan sustitutos para asegurar la continuidad del apoyo.
  • Delegación.

Límites de las Funciones de los Curadores Designados por Autocuratela

La Ley 8/2021 introduce un cambio fundamental en la concepción de la discapacidad y las medidas de apoyo en España.

Ahora, se enfoca en el principio de que todas las personas, incluyendo aquellas con discapacidad, deben tener capacidad jurídica en igualdad de condiciones. Esto se traduce en limitaciones claras para las funciones de los curadores designados por autocuratela:

  • Funciones Asistenciales: Las funciones principales de la curatela son asistenciales, es decir, ayudar a la persona con discapacidad en la toma de decisiones. Solo en circunstancias excepcionales, cuando no sea posible determinar la voluntad de la persona, el curador asumirá funciones representativas.
  • Respeto a la Voluntad y Preferencias: El curador debe tomar decisiones que se asemejen lo más posible a las que la persona con discapacidad habría tomado por sí misma. Esto implica tener en cuenta la historia de vida, creencias, valores y preferencias del beneficiario.
  • Salvaguardas: Se establecen salvaguardas para evitar abusos, conflictos de intereses o influencias indebidas en las decisiones tomadas por el curador.
  • Mecanismos de Revisión: La ley prevé mecanismos y plazos de revisión de las medidas de apoyo para garantizar que sigan siendo apropiadas y necesarias.
  • Designación de Más de un Curador: Es posible designar más de un curador, separando sus funciones, por ejemplo, nombrando un curador de bienes y otro de la persona.
  • Cambios en Caso de Separación o Divorcio: Si el cónyuge fue designado como curador y luego se produce una separación o divorcio, este nombramiento se extingue, a menos que se disponga lo contrario o se deba a un internamiento.

Situación en Caso de Curador Designado Judicialmente

Con la entrada en vigor de la Ley 8/2021, las personas que ya tienen un curador designado judicialmente pueden estar en condiciones de determinar por sí mismas quién debería ejercer esta función y cómo.

En este caso, el curador designado judicialmente deberá solicitar la remoción para permitir que la persona establezca su autocuratela y tome decisiones sobre su apoyo y representación.

Ejemplos Prácticos

A continuación, presentaremos dos ejemplos realistas que ilustran la aplicación de la autocuratela en España, resaltando las características clave de esta figura legal.


Ejemplo 1: María y su Autocuratela

María, una mujer de 30 años, ha vivido con parálisis cerebral desde su nacimiento. A pesar de sus limitaciones físicas, María ha demostrado ser una persona con opiniones y deseos propios. Con el apoyo de su familia, María decide ejercer su derecho a la autocuratela.

En una escritura pública, María nombra a su hermano Juan como su curador. En este documento, establece claramente que su hermano la ayudará en la toma de decisiones importantes relacionadas con su bienestar y patrimonio. María también designa a su mejor amiga, Laura, como una de las personas encargadas de supervisar que Juan actúe de acuerdo con sus preferencias.

En este ejemplo, la autocuratela permite que María conserve su capacidad jurídica, a pesar de sus limitaciones físicas. Juan, como curador, se convierte en un apoyo esencial para garantizar que las decisiones tomadas en nombre de María estén alineadas con sus deseos y valores. La participación de Laura como supervisora refuerza aún más las salvaguardas para prevenir influencias indebidas.


Ejemplo 2: Javier y su Autocuratela

Javier es un hombre de 45 años que ha experimentado un deterioro cognitivo progresivo debido a una enfermedad neurodegenerativa. A medida que sus capacidades mentales disminuyen, Javier decide anticiparse a futuras dificultades y ejercer la autocuratela.

En una escritura pública, Javier elige a su esposa, Marta, como su curadora. En este documento, especifica que Marta será responsable de tomar decisiones relacionadas con su atención médica y sus asuntos financieros. Además, establece que si Marta no puede cumplir con estas responsabilidades en el futuro, su hijo David asumirá el papel de curador.

La autocuratela en este caso permite que Javier, a pesar de su enfermedad, continúe participando activamente en la planificación de su futuro y la toma de decisiones importantes. Marta y David, como curadores designados, actúan como apoyos esenciales para asegurar que las necesidades médicas y financieras de Javier estén cubiertas de acuerdo con sus deseos.


En ambos ejemplos, la autocuratela demuestra ser una herramienta poderosa para preservar la autonomía y la capacidad jurídica de las personas con discapacidad en España. Estos casos ilustran cómo esta figura legal permite adaptar el apoyo a las necesidades individuales y garantizar que las decisiones se tomen de manera informada y respetuosa con las preferencias de cada persona.

Conclusiones

En este artículo, hemos explorado la figura de la autocuratela en España, una herramienta legal que ha cobrado relevancia con la Ley 8/2021 y que busca preservar la autonomía y capacidad jurídica de las personas con discapacidad. Aquí, resumimos los conceptos clave que debes recordar sobre la autocuratela:

La autocuratela es la posibilidad de que una persona designe preventivamente su propio curador en caso de quedar con discapacidad declarada judicialmente. A diferencia de la tutela, el curador no reemplaza, sino que asiste y complementa la capacidad de la persona.

Esta figura se encuentra regulada en el Código Civil y otras leyes españolas, y su objetivo es garantizar que las personas con discapacidad puedan tomar decisiones relacionadas con su bienestar y patrimonio, manteniendo su capacidad jurídica en igualdad de condiciones.

El proceso de autocuratela implica el nombramiento de un curador mediante escritura pública, donde se definen sus funciones y atribuciones. La autoridad judicial solo puede prescindir de estas disposiciones en circunstancias excepcionales.

Las funciones del curador designado por autocuratela son primordialmente asistenciales, y solo en casos excepcionales se asumen funciones representativas. Se debe considerar la trayectoria vital de la persona, sus creencias y valores al tomar decisiones en su nombre.

La autocuratela permite establecer salvaguardas para evitar abusos, conflictos de interés o influencias indebidas, además de mecanismos de revisión de las medidas de apoyo.

Por ello esperamos que este articulo te haya sido de utilidad, tenemos más hablado de Derecho civil que te pueden ayudar.

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido. PROBAR AHORA

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Autor

  • Daniel Garcia

    Jurista apasionado del Derecho Público y la Filosofía del Derecho, mi objetivo aquí es acercarte el derecho de forma sencilla y cotidiana

Mas consejos de derecho: