Derecho virtual Logo

Delito Flagrante【Concepto & Ejemplos】

delito flagrante

¿Qué es un delito flagrante y cómo se define? ¿Cuáles son los derechos y responsabilidades de las personas al enfrentarse a este tipo de delitos? ¿Cómo debe procederse en caso de encontrarse con un delito flagrante? Estas son algunas de las preguntas que abordaremos en el presente artículo, que tiene como objetivo clarificar este concepto legal y sus implicaciones prácticas.

Exploraremos las circunstancias específicas que configuran un delito flagrante, así como los derechos y obligaciones de los ciudadanos y las autoridades en estos casos. También veremos ejemplos concretos para ilustrar cómo se aplica la ley y los posibles escenarios en los que puede surgir un delito flagrante. ¡Sigue leyendo para descubrir más sobre este importante aspecto del derecho penal!

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido.

PROBAR AHORA

¿Qué es el delito flagrante?

El delito flagrante es aquella circunstancia en la que se sorprende al autor material de un delito en el momento de su comisión. También se considera delito flagrante cuando se sorprende al autor inmediatamente después de la comisión del delito, pero con una relación tan clara con el mismo que resulta evidente que lo ha cometido.

Por ejemplo, cuando tras un homicidio encontramos al autor sosteniendo el cuchillo y la víctima en sus brazos, o en un hurto cuando encontramos al ladrón con los objetos robados huyendo.

También se considerará delito flagrante si tras sorprender al autor del delito le perseguimos, siempre y cuando no lo perdamos de vista.

Le regulación de este delito se encuentra en la Ley de Enjuiciamiento Criminal, concretamente en el artículo 795, al hablar del proceso de juicio rápido, exige que o bien se trate de un delito flagrante o bien sea uno de los delitos mencionados en el artículo para poder enjuiciarlo por la vía del juicio rápido.

El artículo define el delito flagrante en el mismo sentido que ya hemos visto:

“1.ª Que se trate de delitos flagrantes. A estos efectos, se considerará delito flagrante el que se estuviese cometiendo o se acabare de cometer cuando el delincuente sea sorprendido en el acto. Se entenderá sorprendido en el acto no sólo al delincuente que fuere detenido en el momento de estar cometiendo el delito, sino también al detenido o perseguido inmediatamente después de cometerlo, si la persecución durare o no se suspendiere mientras el delincuente no se ponga fuera del inmediato alcance de los que le persiguen. También se considerará delincuente in fraganti aquel a quien se sorprendiere inmediatamente después de cometido un delito con efectos, instrumentos o vestigios que permitan presumir su participación en él”

Características del delito flagrante

Se considerará delito flagrante cuando estemos ante alguno de los siguientes casos:

  • Se está cometiendo en el momento: Podemos identificar un delito flagrante si el autor de los hechos es sorprendido justo en el momento en que los está ejecutando.
  • Se acaba de cometer: Es delito flagrante si el autor no ha sido sorprendido en el acto, pero por la situación se tiene la certeza inquebrantable de que acaba de cometerlo, esta certeza tiene que ser evidente.
  • Añade el TS que si el delincuente es “visto directamente o percibido de otro modo” cometiendo el delito, y que la propia flagrancia del delito supone una prueba suficiente de su comisión, también se considerará delito flagrante

El autor aún tiene en su poder los instrumentos utilizados para cometerlo

Será delito flagrante aquel en el que el autor de los hechos es sorprendido inmediatamente después de haberse cometido el delito llevando consigo efectos, instrumentos o vestigios que permitan presumir su participación en él.

Como en todos los casos, estas circunstancias deben ser evidentes y no dejar lugar a dudas, así que los instrumentos encontrados tienen que permitir deducir que la persona que los porta acaba de cometer el delito. Además, el hallazgo tiene que ser inmediato a la comisión de los hechos, por lo que se entiende que el autor de los mismos debe encontrarse en las inmediaciones.

El delito flagrante en la jurisprudencia

El tribunal Supremo en su STS 4656/2000   ha establecido con respecto al delito flagrante que es el que reúne las siguientes notas:

  1. Inmediatez de la acción delictiva o, lo que es igual, que la misma se esté realizando o se haya realizado momentos antes;
  2. Inmediatez personal, es decir, presencia del delincuente en relación todavía con el objeto o los instrumentos del delito; y
  3. Necesidad urgente de intervención, bien para evitar que se siga cometiendo el delito, bien para detener al delincuente, ora para obtener pruebas de las que razonablemente se puede suponer que desaparecerán.

Además, la sentencia establece una importante consecuencia en caso de considerar que el delito ha sido flagrante:

“La existencia de estas tres circunstancias legitima la actuación policial prevista en el art. 553 LECr, esto es, la entrada de los Agentes de Policía en un domicilio para detener a una persona, así como el registro del mismo para la ocupación de los efectos e instrumentos del delito”

Para poder realizar la entrada y detención o la entrada y registro en el domicilio de una persona, los agentes de la autoridad deben contar con una orden emitida por un Juez, ya que el domicilio es un derecho constitucionalmente protegido.

Sin embargo, como vemos en el caso de que se haya cometido un delito flagrante cuando se reúnan las notas que hemos visto antes no será necesaria esta orden.

Detención en el delito flagrante

Además de la facultad de los policías de detener y entrar en un domicilio particular sin una orden, el delito flagrante también tiene otra especialidad en su detención.

La encontramos en el artículo 490 de la LECrim, que establece quien puede detener, y en concreto:

“Cualquier persona puede detener:

1.º Al que intentare cometer un delito en el momento de ir a cometerlo.

2.º Al delincuente in fraganti.”

Por tanto, cualquier persona podrá detener a otra cuando lo sorprendiera en un delito flagrante, o en los términos que usa el artículo “in fraganti”.

Por otro lado, ¿Qué debemos hacer tras esta detención?

El artículo 496 nos dice que el particular que haya detenido a otro, por estar en uno de los casos previstos, deberá liberarlo o entregarla al Juez más próximo al lugar en el que hubiera hecho la detención en un plazo máximo de 24 horas. Si se sobrepasase el plazo, se podría considerar un delito, el delito de detención ilegal.

Para estas detenciones ilegales, existe un procedimiento concreto, denominado habeas corpus, que comprueba si se han respetado los derechos del detenido en la detención. Si quieres saber más de estos temas no te pierdas nuestros artículos.

Ejemplos prácticos

Ejemplo 1: Robo en una tienda

Laura, la dueña de una tienda de ropa, nota que un cliente actúa de manera sospechosa. Mientras observa, ve cómo el cliente esconde varias prendas en su mochila.

Laura confronta al cliente en el acto y le pide que muestre el contenido de su mochila. Al hacerlo, se descubre que lleva las prendas robadas.

Laura detiene al cliente y llama a la policía, quienes llegan rápidamente y arrestan al individuo por hurto en flagrancia. El cliente es llevado a la comisaría para iniciar el proceso legal.

Ejemplo2: Hurto de un automóvil

Carlos está caminando por la calle cerca de su casa cuando ve a una persona intentando forzar la cerradura de un automóvil estacionado.

Carlos se acerca y pregunta al individuo qué está haciendo. Cuando la persona no puede responder de manera convincente, Carlos se da cuenta de que se trata de un intento de robo y decide intervenir. Toma su teléfono y llama a la policía, mientras retiene al individuo.

La policía llega rápidamente y arresta al individuo por intento de hurto en flagrancia. Carlos, como testigo y particular que realizó la detención, proporciona una declaración a la policía sobre lo que vio. El individuo es llevado a la comisaría y se inician los procedimientos legales correspondientes.

Ejemplo 3: Discusión acalorada en un parque

Durante una tarde en un parque, dos personas, Juan y Pedro, se enfrascan en una discusión acalorada sobre un tema político. A medida que la discusión se intensifica, ambos empiezan a gritar y gesticular, llamando la atención de otros transeúntes.

Un transeúnte, José, asume que la situación podría volverse violenta y decide intervenir. Sin presenciar ningún acto delictivo, José toma a Pedro por el brazo y lo retiene, declarando que está deteniendo a Pedro por causar disturbios en público.

Pedro protesta por ser retenido sin motivo aparente y exige a José que lo suelte. La policía llega al parque tras recibir un aviso de la alteración, y cuando se les informa que José ha detenido a Pedro sin una razón válida o en flagrancia de un delito, la policía explica que la detención es ilegal.

Conclusiones

En este artículo, hemos explorado en profundidad el concepto de delito flagrante y su importancia en el ámbito legal. Has aprendido que un delito flagrante se produce cuando el delincuente es sorprendido en el acto de cometer un delito o inmediatamente después, con evidencias claras de su participación.

Asimismo, has visto cómo los particulares pueden detener a un delincuente “in fraganti”, siempre que se encuentren con una situación que cumpla los requisitos legales.

También hemos discutido las consecuencias de una detención ilegal, tanto para el detenido como para el particular que realiza la detención sin justificación válida. Además, hemos proporcionado ejemplos prácticos para ilustrar cómo se aplica la ley en casos de delitos flagrantes, destacando la necesidad de actuar con cautela y dentro de los límites legales, con lo que ahora tienes una comprensión más completa de cómo abordar un delito flagrante.

¡Espero que te haya gustado este artículo y nos vemos en el siguiente!

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido.

PROBAR AHORA

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 8

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Author

Mas consejos de derecho: