Derecho virtual Logo

Derecho de Uso y Habitación【Conceptos & Ejemplos】

Derecho de Uso y Habitación

¿Se acerca un examen de Derecho Civil y no tienes la más remota idea sobre este tema? ¿Te parece imposible diferenciar entre la servidumbre personal  y el derecho de uso y habitación? Tranquilo, es normal que surjan dudas sobre este ámbito del Civil, pero aquí vamos a resolverlas todas y a aclararte esta figura jurídica con varios ejemplos prácticos aplicados al día a día.

Entre otras cosas, veremos que el derecho de uso y el derecho de habitación son diferentes tipos de derechos, aunque muy similares entre sí y que, además, se regulan conjuntamente en el Código Civil. Además, veremos que existe otra figura muy similar (el usufructo) y aprenderemos a diferenciar cada una de ellas.

Establecer que tu hermano use y habite una parte de la propiedad en la casa heredada de tus padres, permitir que un prestamista use y habite tu propiedad como acuerdo del préstamo de mantenimiento de su explotación ganadera o dejar que un granjero que trabaja en la explotación de su empleador uso y habite en la vivienda como parte de su empleo. son ejemplos de este derecho de uso y habitación.

¡Acompáñame, vamos a descubrirlo juntos!

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido.

PROBAR AHORA

¿Qué es el derecho de uso y habitación?

El derecho de uso y habitación son derechos reales , regulados de forma conjunta en los artículos 523 a 529 CC, siendo independientes del derecho real de usufructo y que permiten o facultan al titular de este el uso o la habitación de un determinado bien ajeno.

Estamos ante derechos reales que permiten utilizar o habitar bienes ajenos con el objetivo de la satisfacción de sus necesidades y las de su familia. Por ejemplo, ocupar aquellas habitaciones que sean suficientes para lograr la satisfacción de los intereses de una familia con tres hijos

En este caso, el derecho real de usufructo se aplicaría de forma supletoria en relación con el derecho de uso y de habitación.

La principal diferencia existente entre los derechos de uso y habitación y el usufructo es la siguiente:

En el caso del usufructo, el usufructuario ostenta el goce y disfrute de forma plena del bien ajeno, pudiendo utilizar este con el fin que estime oportuno. Por ejemplo, arrendar un inmueble para la obtención de frutos.

Por el contrario, en el derecho de uso y habitación, el uso se limita a cubrir una necesidad (en este caso, de alojamiento), siendo imposible venderla ni arrendarla, ya que nos encontramos ante un derecho de carácter intransmisible y personalísimo.

Derecho de uso

El derecho de uso es un derecho real mediante el cual el titular de este derecho tiene la facultad de utilizar un bien ajeno (es decir, perteneciente a otra persona) que no sea consumible y con el objetivo de satisfacer sus necesidades y las necesidades de su familia.

Estamos ante el uso de algo, de una cosa, por lo tanto, esto supone invocar las facultades de goce y disfrute de esta. El titular es una persona física y el derecho recae sobre una cosa que pueda ser susceptible de ser utilizada y el uso debe realizarse de forma directa. Las facultades de uso y goce de la cosa ajena estarán limitadas según lo que se establezca mediante el título constitutivo y sin modificación de su materia, destino o forma.

Derecho de habitación

El derecho de habitación es un derecho real que habilita al titular de este derecho a la ocupación de aquellas habitaciones de un inmueble ajeno que sean suficientes como para lograr la satisfacción de sus necesidades y de las necesidades de su familia.

Esto significa que el fundamento de este derecho es el alojamiento, de forma exclusiva. Solamente puede constituirse en favor de una persona física o natural, mediante convenio, mediante testamento o acto unilateral.

Características del derecho de uso y habitación

De forma genérica, esto derechos comparten las siguientes características:

  • Son derechos reales. Por ejemplo, habitar en la cabaña que tu abuelo construyó hace años en el bosque, te permite habitar en esa cabaña como si fuera tuya, aunque tu maravilloso abuelo siga siendo el propietario.
  • Son acuerdos que se constituyen mediante un negocio jurídico, ya sea unilateral o bilateral, inter vivos o mortis causa, mediante título oneroso o título de forma gratuita. Por ejemplo, establecer un derecho de habitación a través de un contrato de arrendamiento.
  • Se trata de derechos de aprovechamiento, esto es, se dirigen al uso y disfrute de un bien ajeno por el titular. Por ejemplo, Marcos habita la casa de Esperanza, mediante el correspondiente derecho de habitación, por motivos de trabajo. Aquí, Marcos está aprovechando y haciendo uso de un espacio que no es suyo en propiedad.
  • Se limitan a las necesidades del titular y la familia de este. Por ejemplo si Francisco permite que Álvaro y su familia habiten en un casa hasta que terminen de construirse su propia casa.
  • Son derechos de carácter personal, esto quiere decir que este derecho se relaciona directamente con una persona o individuo, en lugar de relacionarse una propiedad o cosa en sí. Por ejemplo, si Felicia otorga el derecho de habitación de su casa de playa para que la use Samuel en verano, ese derecho podrá ser utilizado y se relaciona única y exclusivamente por Félix, no por nadie más
  • Son derechos temporales, aunque, normalmente, los derechos de habitación suelen ser vitalicios en la práctica. Por ejemplo, acordar con tu primo que, hasta que termines la carrera de Derecho, puedes habitar en su casa. Por lo tanto, al terminar la carrera, el derecho de habitación finaliza (El problema es que, en este caso, puede ser vitalicio al tratarse de la carrera de Derecho).
  • Son derechos intransmisibles, esto significa que no pueden ser ni arrendados ni traspasados a otra persona mediante ningún título, tampoco pudiendo ser hipotecados o embargados. Por ejemplo, si tienes un derecho de habitación en la casa de un familiar (tu tío, mismamente) y decides mudarte a Japón, no puedes alquilar la casa a otra persona o transferir este derecho de habitación a otra persona. Por tanto, permanece ligado a ti y a tu familia, según lo acordado en un primer momento.

A pesar de esta estrecha relación, debemos tener en cuenta que estamos ante dos derechos distintos y también presentan las siguientes diferencias:

La diferencia más llamativa entre ambos derechos es que, mientras en el derecho de uso puede llegar a recaer sobre bienes ajenos que sean muebles o inmuebles, el derecho de habitación solo puede recaer sobre bienes inmuebles.

Además, el derecho de habitación se limita única y exclusivamente a las personas físicas y el derecho de uso se extiende a personas físicas y jurídicas.

Otra diferencia para destacar sería la posibilidad de disfrutar los frutos y las utilidades de una cosa a través del derecho de uso (como si fuera un usufructo limitado), en el derecho de habitación, solo se goza del alojamiento del inmueble.

Las obligaciones de los derechos de uso y habitación podemos contemplarlas en el artículo 527 CC, supletoriamente, las del usufructo.

Causas de extinción del derecho de uso y habitación

Para conocer las distintas causas de extinción, debemos entender que estas son las mismas causas de extinción que el usufructo (así lo indica el art. 529 CC). Por lo tanto, debemos atender a lo dispuesto en el artículo 513 CC:

  1. Por muerte del usufructuario.
  2. Por expirar el plazo o cumplirse la condición resolutoria consignada en el título constitutivo.
  3. Por motivo de la reunión del usufructo y la propiedad en una misma persona.
  4. Debido a la renuncia del usufructuario.
  5. A causa de la pérdida total de la cosa objeto del usufructo.
  6. Por la resolución del derecho del constituyente.
  7. Por prescripción.

Ejemplos prácticos del derecho de uso y habitación

Sucesión

Ejemplo: La familia Vázquez hereda una granja de ganado y decide permitir que uno de los hijos, Raúl, se quede a vivir en la propiedad haciendo uso del derecho de uso y habitación. El resto de los herederos tienen la copropiedad de la granja. De esta forma, se posibilita la continuidad de la explotación y, además, la permanencia de la propiedad en la familia Vázquez, cumpliendo con la voluntad de los padres fallecidos.

Deudas y riesgos empresariales

Ejemplo: Un empedernido emprendedor, Maximiliano, director de una empresa ganadera toma un préstamo importante para la expansión de su negocio. Como parte del acuerdo, Maximiliano ofrece su vivienda y la tierra circundante como garantía colateral ante un posible incumplimiento del emprendedor. Por lo tanto, el banco (que para nada sale ganando en ninguna ocasión), adquiere así el derecho de uso y habitación de la vivienda de Maximiliano como garantía del préstamo concedido.

Ayuda familiar en la compra de un inmueble

Ejemplo:  Una pareja de jóvenes enamorados tiene la intención de comprarse una casa y, claro, teniendo en cuenta la situación actual en España, esta operación se les antoja complicada. Los padres de Lidia y de Martín, deciden hacer un enorme esfuerzo y darles parte del dinero. Como parte del acuerdo (agárrense que vienen curvas), los padres de ambos obtienen el derecho de uso y habitación en una parte de la vivienda, lo que les permite estar cerca de sus hijos y disfrutar de la propiedad (lo que, inevitablemente, conllevará a más de una ligera discusión matrimonial).

Explotaciones ganaderas

Ejemplo: Ángel, un granjero de Plasencia, necesita ayuda en su explotación ganadera y toma la decisión de contratar Rober como trabajador. Como parte de su salario, Rober recibe el derecho de uso y habitación en una casa perteneciente a la propiedad de Ángel. Esto asegura que, de forma inmediata y en todo momento, el granjero tenga ayuda en la explotación.

Conclusión

Finalizando, quiero darte la enhorabuena por haber llegado hasta aquí. Hemos aprendido y comprendido que el derecho de uso y habitación son derechos muy similares (recordemos, regulados conjuntamente en el CC) y diferenciados por cuestiones como la persona capaz de ser titular de dichos derechos (personas físicas en el derecho de habitación y personas físicas y jurídicas en el derecho de uso) y el tipo de bien que puede ser apto para su uso (únicamente bienes inmuebles en el derecho de habitación).

Además, debemos hacer hincapié en que también difieren con respecto al derecho de usufructo (siendo el derecho de uso y habitación más restringidos y limitados que este).

Por lo demás, hemos visto mediante una serie de ejemplos prácticos, la relevancia que tienen estos derechos en la práctica diaria, en especial, el derecho de habitación.

¡Muchas gracias por acompañarnos, hasta la próxima!

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido.

PROBAR AHORA

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 4.1 / 5. Recuento de votos: 8

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Autor

  • Martin Olmo Perez

    Graduado en Derecho y estudiante del Máster en Derecho de la Ordenación del Territorio, el Urbanismo y el Medio Ambiente. Apasionado del Derecho Administrativo, busco compartir de manera amena e inspiradora conocimientos sobre diferentes cuestiones jurídicas.

Mas consejos de derecho: