Derecho virtual Logo

Funcionario Interino en España [Explicado con ejemplos]

¿Qué significa ser un funcionario interino en España? ¿Cuáles son los motivos detrás de su nombramiento y cese en los cargos públicos? Estas preguntas se vuelven cada vez más relevantes en el ámbito legal y administrativo actual.

El papel del funcionario interino en la Administración Pública se ha convertido en un tema de creciente preocupación y debate. La contratación temporal de esta figura del derecho administrativo ha sido una práctica común, generando una serie de contratos a corto y largo plazo, lo que ha desencadenado inquietudes y discusiones.

A través de ejemplos concretos y análisis detallados, este artículo explorará a fondo la naturaleza, regulación legal, derechos, limitaciones y casos prácticos que rodean al funcionario interino en España.

Esta realidad ha llevado a que la estabilidad y continuidad laboral del funcionario interino se conviertan en un punto crucial en el panorama administrativo.

La jurisprudencia, a su vez, ha mostrado un interés mayor en proteger los derechos de estos trabajadores, particularmente en relación con las prácticas contractuales engañosas de la Administración Pública.

Un ejemplo claro de esta tendencia se encuentra en la Sentencia de 23 de junio de 2021 de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, recurso de casación n.º 8327/2019.

Esta figura, cada vez más destacada en el campo de la Administración Pública, no solo es un punto de interés para los profesionales del derecho, sino que también representa un elemento crucial en el panorama laboral actual. Asi que sigue leyendo para saber todo lo necesario.

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido.

PROBAR AHORA

¿Cuál es el marco legal que regula al funcionario interino en España? ¿Y qué es?

El funcionario interino, en el contexto de la Administración pública española, es aquel que mantiene una relación laboral temporal con el Estado, designado para cumplir funciones propias de un funcionario de carrera en situaciones concretas de necesidad y urgencia.

Esta figura, regida por el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP), establece un marco normativo específico para su definición, derechos y términos de su ejercicio.

La ley EBEP, en sus artículos 8, 10 y 25, define los aspectos fundamentales que regulan la condición de funcionario interino, así como sus derechos y razones para el cese. Además, cada Comunidad Autónoma en España puede contar con normativas específicas que desarrollan estas disposiciones generales.

Por ejemplo, la Ley 2/2015 de Galicia, referente al empleo público, y la Ley 4/2011 de Castilla-La Mancha, son ejemplos de regulaciones autonómicas que complementan las disposiciones del EBEP.

La contratación masiva de funcionarios interinos por parte de las Administraciones Públicas ha generado interrogantes sobre la autenticidad de la urgencia de sus nombramientos.

A menudo, se argumenta que resulta más práctico y ágil designar a un funcionario interino que a uno de carrera, debido a los procedimientos más simplificados y la menor exigencia burocrática en la contratación. No obstante, las garantías laborales y de estabilidad que poseen estos trabajadores son considerablemente menores en comparación con los funcionarios de carrera.

Ejemplo ilustrativo de un funcionario interino en la administración pública española:

Imaginemos a Marta, graduada en Derecho con una sólida formación académica. Marta ha sido designada como funcionaria interina en la Dirección General de Justicia de su Comunidad Autónoma, tras haberse prestado en las oposiciones y haber pasado solo el primer examen.

Su nombramiento se debió a la urgente necesidad de cubrir una baja prolongada en el equipo de juristas encargados de revisar los procedimientos administrativos. Aunque su relación laboral se establece de manera temporal, Marta desempeña sus responsabilidades con diligencia y profesionalismo, cumpliendo con las funciones propias del cargo de un funcionario de carrera en la Administración.

Este ejemplo nos permite entender cómo el nombramiento de un funcionario interino responde a una necesidad específica y urgente, abordando tareas y responsabilidades esenciales dentro de la Administración Pública, aunque con una vinculación temporal.

Además, ilustra una idea central que justifica esta figura: la flexibilidad de este tipo de designaciones, que pueden adaptarse a situaciones inmediatas de necesidad de personal en la función pública.

¿Cómo se accede a la condición de funcionario interino?

El nombramiento como funcionario interino tiene su idea principal en  razones de urgencia y necesidad, reguladas por el artículo 10.1 del Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP). Este nombramiento se puede dar bajo distintas circunstancias:

  • Plaza vacante y cobertura imposible por un funcionario de carrera: Si existe una plaza vacante y resulta imposible cubrirla con un funcionario de carrera en un plazo no superior a tres años, o por la posibilidad de movilidad atendiendo a la normativa aplicable.
  • Sustitución del funcionario de carrera titular: Se produce el nombramiento interino por la sustitución del funcionario de carrera que ostenta la titularidad de la plaza.
  • Programas temporales: Para ejecutar programas temporales por un plazo no superior a tres años, prorrogables hasta doce meses.
  • Exceso de tareas: Nombramiento para situaciones de sobrecarga laboral, con un plazo máximo de nueve meses dentro de un período de dieciocho meses.

El procedimiento de selección para ser nombrado funcionario interino se caracteriza por la publicidad, igualdad, mérito, capacidad y celeridad.

Los candidatos deben superar un proceso selectivo, pero dicho nombramiento no conlleva el reconocimiento como funcionario de carrera, aunque desempeñen sus funciones. Porque para acceder normalmente es que estén incluidos en una bolsa de trabajo, que ayuda a facilitar la experiencia.  Para determinar los primeros puestos de esta bolsa hay que tener en cuenta:

–          Titulación: En mucho caso hay que tener cierto nivel de estudios.

–          Haber pasado los primeros exámenes de la oposición.

–          Méritos: Cualquier otra formación o experiencia que se tenga

Diferencias entre funcionario de carrera y funcionario interino, su igualación:

Según el artículo 10.5 del EBEP, en ciertas circunstancias de urgencia y necesidad, se aplica al funcionario interino parte del régimen del funcionario de carrera, aunque se excluyen algunos derechos inherentes al funcionario de carrera. Esta equiparación, si bien no define con precisión las situaciones aplicables, permite una interpretación flexible y adaptada a cada caso concreto, según jurisprudencia como la Sentencia de 8 de marzo de 2016 del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo n.º 11 de Madrid.

Ejemplo de proceso de selección y nombramiento de un funcionario interino:

Imagina a Antonio, licenciado en Administración Pública. Antonio desea ser funcionario en la Administración Autonómica de su región, en concreto para la consejería de trasportes. Observando la convocatoria publicada, se presenta al proceso selectivo.

Presenta sus méritos académicos y su experiencia previa como administrativo. Tras la evaluación, Antonio se encuentra entre los primeros puestos tras hacer el primer examen que le da acceso a la bolsa de trabajo mientras que espera a hacer el resto de los exámenes.

La inclusión en esta lista le proporciona una ventaja al acumular puntos por su experiencia y formación. Aunque no haya pasado una oposición, su capacidad y preparación lo destacan en el proceso de selección.

Finalmente, su posición en la lista de méritos determina su nombramiento como funcionario interino en un departamento administrativo debido a que se tiene la urgencia de cubrir una excedencia derivada de una maternidad.

¿Cuáles son las funciones y derechos de un funcionario interino?

Ahora que ya sabemos qué es y cómo se accede a esta condición toca descubrir cuáles son sus derechos y que puede cobrar. Así que espero que sigas despierto, que llegamos a una parte esencial.

Derechos laborales y condiciones de trabajo:

La figura del funcionario interino ha generado debates sobre los derechos que le asisten en su relación laboral con la Administración. La normativa europea y española reconocen ciertos derechos para los funcionarios interinos, equiparándolos en cierta medida con los de carrera:

  • Estabilidad laboral: Se ha establecido el reconocimiento de la estabilidad en el empleo, garantizando indemnizaciones equiparables a las de los trabajadores fijos en caso de cese o despido.
  • Limitación de nombramientos temporales: Se prohíbe la adopción abusiva de sucesivos nombramientos temporales.
  • Principio de igualdad: Deben ser tratados de manera similar al personal fijo en cuanto a antigüedad, trienios, y reconocimiento del derecho a la carrera horizontal y la promoción interna.

Gracias a la normativa y jurisprudencia existente, se ha buscado la equiparación de derechos entre los funcionarios interinos y los de carrera, otorgando una mayor protección y seguridad en el empleo a este colectivo.

Retribución del funcionario interino:

Con respecto a la retribución, según el artículo 25 del EBEP, el funcionario interino percibirá:

  • Retribución básica y pagas extraordinarias: Determinadas según el Subgrupo o, subsidiariamente, Grupo de adscripción.
  • Retribución complementaria: Incluye aspectos como la dificultad técnica, la responsabilidad del puesto, la iniciativa del funcionario o servicios extraordinarios.

Los trienios, reconocidos para los funcionarios interinos previos a la entrada en vigor del EBEP, tendrán efectos retributivos a partir de esa fecha.

Si nos vamos más en concreto podemos hablar del salario de un funcionario interino en 4 elementos que es lo que vamos a ver ahora sin demora.

Salario de un funcionario interino:

El salario de un funcionario interino se compone de:

  • Retribución básica: Corresponde al sueldo básico del grupo profesional.
  • Trienios: Pagos cada tres años por el tiempo trabajado.
  • Pagos extraordinarios: Establecidos para el grupo al que pertenecen, se prevén dos al año.
  • Retribuciones complementarias: Consideran aspectos como el desempeño, dificultades técnicas y responsabilidad del puesto.
    Estos componentes conforman el salario total de un funcionario interino, variando según el grupo de adscripción y las condiciones específicas del puesto desempeñado.

¿Cuáles son las razones del cese?

Bien, ahora solo nos falta por ver cuáles son la limitación temporal del puesto y sobre todo cuando se puede cesar a un funcionario interino de forma correcta. Así que si estas listo para verlo, sigue con nosotros para responder a la pregunta: ¿El cese del funcionario interino?

El tiempo de permanencia de un funcionario interino está directamente vinculado a la causa que dio origen a su nombramiento.  Una vez que está ya no se tiene, el funcionario interino deja de ejercer el puesto.

Por ejemplo, recuerdas el ejemplo de Antonio, pues si la persona de baja sale de su baja médica y se incorpora, Antonio terminaría su puesto de funcionario interino.

Según los artículos 10.3 y 63 del EBEP, se establecen diversas razones para el cese del funcionario interino:

(i) Cobertura de la plaza por un funcionario de carrera: Si la plaza es ocupada por un funcionario de carrera, el funcionario interino cesará en su puesto.

(ii) Motivos de organización: La supresión o amortización de puestos de trabajo puede llevar al cese de un funcionario interino.

(iii) Finalización del tiempo establecido: El nombramiento del funcionario interino finaliza cuando se agota el plazo acordado.

(iv) Cumplimiento o finalización de la causa de interinidad: La causa que justificó el nombramiento del interino determina su extinción.
Según la STS del 8 de enero del 2020 en la sala de lo Social, en este caso solo si se ha cumplido la causa de forma entera no parcial.

(v) Renuncia voluntaria del funcionario interino.

(vi) Pérdida de la nacionalidad.

(vii) Imposición de sanción disciplinaria: Una sanción firme de inhabilitación o separación del servicio puede llevar al cese del funcionario.

Cualquier causa de cese no legalmente establecida se considera improcedente, evitando así decisiones arbitrarias por parte de la Administración, según lo dictaminado por la Sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo en enero de 2020- Recurso nº 2677/2017-. Más aún esta sentencia señala que:

“En el presente caso, el antecedente fáctico del nombramiento de la funcionaria interina, sólo puede ser objeto de cese cuando se produzca una causa legalmente reconocida para ello, a efectos de impedir la arbitrariedad administrativa y alcanzar el máximo respeto que merece el funcionario interino.”

Ejemplo práctico:

Un ejemplo ilustrativo de cese podría ser el caso de Ana, funcionaria interina en un organismo público. Ana fue contratada para sustituir a un funcionario de carrera durante su baja por maternidad. Al finalizar el periodo de baja, la Administración notificó a Ana su cese, cumpliendo así con el fin del nombramiento temporal y la causa de su interinidad.

Este tipo de cese se ajusta a las normativas establecidas, dado que el motivo de la interinidad, la baja por maternidad concluyó con el regreso del funcionario de carrera.

En cuanto al límite temporal, este debería ser determinado por la duración de la situación que dio origen al nombramiento del funcionario interino, ya sea en meses o años.

Ejemplos prácticos:

Ahora para terminar, como vemos en todos nuestros artículos vamos a ver como la teoría que hemos visto se plasma en la práctica con unos ejemplos que te servirán para ponerlos en tus apuntes de derecho administrativo.

María Rodríguez – Cese Improcedente:

María Rodríguez fue nombrada funcionaria interina en un organismo público debido a la baja por enfermedad de un funcionario de carrera.

Sin embargo, la Administración decidió cesarla, alegando motivos no contemplados en la normativa legal, en concreto alego que ella ya no era necesaria aunque nadie había cubierto su puesto y la funcionaria de carrera seguía de baja.

María decidió impugnar su cese y el juzgado de lo contencioso-administrativo determinó que el cese fue improcedente, ya que solo las causas específicas establecidas por la ley pueden justificar el cese de un funcionario interino. Como resultado, María fue reinstaurada en su puesto.

Este ejemplo ilustra cómo un funcionario interino puede ser cesado injustamente, y cómo la jurisprudencia exige que los ceses se ajusten a las causas legalmente establecidas.

Javier Martínez – Cumplimiento de Obra Pública:

Javier Martínez fue contratado como funcionario interino para trabajar en un proyecto de construcción de carreteras, una labor que requería ingenieros de caminos. Una vez finalizada la obra, que era el motivo específico de su nombramiento, Javier cesó en su puesto como funcionario interino.

Este ejemplo destaca cómo el cese de un funcionario interino puede producirse cuando se completa la causa específica que dio origen al nombramiento que fue la urgencia de llevar a cabo un proyecto de obras públicas.

Pues es esencial recordar que un proceso de funcionarios de carrera lleva bastante más tiempo y la figura del interino es una figura flexible que permite la celeridad en proyectos públicos.

Lucía Gómez – Renuncia por Mejor Oportunidad:

Lucía Gómez ocupaba un puesto como funcionaria interina en la administración pública.  El puesto era en el ministerio de Justica como técnico administrativo debido que Lucia había sido la primera en el primer examen, pero no había continuado peor fue incluida en la bolsa de empleo. El motivo fue que ante una avalancha de tareas el ministerio necesita más mano de obra para un periodo de nueve meses

Sin embargo, durante su desempeño, recibió una oferta laboral en el ámbito privado con condiciones más ventajosas. Por este motivo, decidió renunciar a su puesto como funcionaria interina.

Este caso muestra cómo un funcionario interino puede cesar voluntariamente al encontrar oportunidades más favorables en el sector privado. Además, nos recuerda que otro de los motivos es el exceso de tareas

David Sánchez – Cobertura por funcionario de Carrera:

David Sánchez fue contratado como profesor interino en una escuela debido a la escasez de docentes en la zona. Él estaba incluido en una bolsa de empleo ofertada por la consejería de educación a profesores titulados con magisterios.

Durante su desempeño tuvo un problema, llevaba ya 6 años y su sueldo no se le había reconocido trienios, tras reclamar a la administración pública esta le reconoce el derecho a los trienios pues, aunque no sea funcionario de carrera tiene derecho a los mismo.

Sin embargo, su plaza salió a concurso público y fue cubierta por una profesora que aprobó la oposición. El cese de David se produjo al encontrar un funcionario de carrera para ocupar el puesto que él desempeñaba como interino.

Conclusiones: Reflexiones finales sobre el papel del funcionario interino en la administración pública española.

En conclusión, el funcionario interino desempeña un papel fundamental en la administración pública española, aunque su contratación temporal plantea desafíos significativos. Es una figura utilizada para suplir necesidades inmediatas y urgentes, con un marco legal definido por normativas como el EBEP.

 Este empleado público, aunque no posee la estabilidad de un funcionario de carrera, debe ser tratado con equidad y reconocimiento de derechos, como la equiparación de algunos beneficios laborales. Los ceses deben ajustarse estrictamente a las causas legalmente establecidas, evitando actuaciones arbitrarias.

Los ejemplos prácticos ilustran situaciones reales de nombramiento, ceses justificados y cómo la jurisprudencia ampara la legalidad en la finalización de sus nombramientos. La regulación y jurisprudencia en este ámbito apuntan hacia una mayor garantía de derechos y estabilidad para los funcionarios interinos en el futuro.

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido.

PROBAR AHORA

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 3.3 / 5. Recuento de votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Autor

  • Daniel García

    Jurista apasionado del Derecho Público y la Filosofía del Derecho, mi objetivo aquí es acercarte el derecho de forma sencilla y cotidiana. 

Mas consejos de derecho: