Derecho virtual Logo

Derecho Objetivo vs. Derecho Subjetivo: Diferencias y Ejemplos Prácticos

Derecho Objetivo vs. Derecho Subjetivo

Si estás estudiando Derecho, has escuchado los términos “derecho objetivo” y “derecho subjetivo”, pero ¿sabes realmente cuál es la diferencia entre ellos? En este artículo, te explicaremos de manera clara y concisa las características y ejemplos prácticos de cada uno de estos conceptos fundamentales en el ámbito jurídico.

Descubre las Claves para Entender las Diferencias entre el Derecho Objetivo y el Derecho Subjetivo en Derecho Civil

Derecho Objetivo: La Regulación de la Sociedad

El derecho objetivo se refiere al conjunto de normas que rigen una sociedad y que son establecidas por el Estado a través del poder legislativo. Estas normas se conocen como leyes y regulan diversos aspectos de nuestra vida en sociedad. Algunos ejemplos comunes de normas de derecho objetivo incluyen la Constitución, el Código Penal y el Código Civil.

Un ejemplo práctico que ilustra el derecho objetivo es el caso de las normas de tráfico. Cuando una persona conduce a una velocidad superior a la establecida por la ley, está infringiendo una norma de derecho objetivo. Estas normas se consideran imperativas, ya que establecen obligaciones y sanciones en caso de incumplimiento.

Por tanto, dado que este concepto se basa en las leyes, ¿sabes cómo nacen nuestras leyes en España? Si aun no dominas este proceso, entonces mira este artículo donde te explicamos cómo se elaboran las leyes en España con ejemplos prácticos.

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido. PROBAR AHORA

Derecho Subjetivo: Los Derechos Individuales

El derecho subjetivo, por otro lado, se deriva del derecho objetivo y se refiere a los derechos individuales reconocidos a las personas en virtud de la ley. Estos derechos permiten a las personas ejercer determinadas acciones o reclamar algo que les corresponde legalmente. En otras palabras, representan los poderes o facultades que se otorgan a las personas en virtud de las normas de derecho objetivo.

Un ejemplo práctico de derecho subjetivo es el derecho a recurrir una multa impuesta por la autoridad de tráfico. Cuando una persona recibe una multa y decide impugnarla, está ejerciendo su derecho subjetivo reconocido por la ley. Este derecho le permite acceder al proceso legal correspondiente, como el recurso ante la jurisdicción contencioso-administrativa.

Relación entre el Derecho Objetivo y el Derecho Subjetivo

Es importante destacar que el derecho subjetivo surge a partir del derecho objetivo. En el ejemplo anterior, el derecho subjetivo de recurrir la multa solo existe porque hay una norma de derecho objetivo que establece el proceso y los derechos relacionados con las multas de tráfico.

Imaginemos la siguiente situación: Juan es un conductor que ha recibido una multa por exceso de velocidad. Como ciudadano, Juan tiene el derecho subjetivo de recurrir esa multa. Sin embargo, es importante destacar que este derecho subjetivo surge a partir del derecho objetivo.

En este caso, el derecho objetivo se encuentra en las normas de tráfico establecidas por el Estado, las cuales determinan los límites de velocidad y las sanciones correspondientes. Estas normas de derecho objetivo son imperativas y obligatorias para todos los conductores.

Gracias a la existencia de estas normas de derecho objetivo, Juan tiene el derecho subjetivo de recurrir la multa impuesta. La normativa de tráfico establece un proceso legal que le permite a Juan presentar su recurso ante la jurisdicción contencioso-administrativa, exponer sus argumentos y solicitar una revisión de la multa.

Además, he de decir que esta no es la única manera de clasificar, por lo que si no quieres perderte la oportunidad de aprender el derecho positivo y el derecho natural con ejemplos prácticos, mira ese artículo.

Las Diferencias entre el Derecho Objetivo y el Derecho Subjetivo

En resumen, aunque a primera vista estos conceptos parecen similares, tienen algunas diferencias, las cuales vamos a tratar a continuación:

1.Naturaleza y alcance:

  • El derecho objetivo se refiere a las normas generales que rigen la sociedad en su conjunto. Estas normas son creadas por el poder legislativo y se aplican a todas las personas dentro de un determinado territorio.
  • Por otro lado, el derecho subjetivo son los derechos individuales reconocidos a las personas en virtud de la ley. Estos derechos son específicos para cada individuo y les otorgan poderes y facultades para ejercer determinadas acciones o reclamar algo.

2. Coerción y obligaciones:

  • El derecho objetivo es coercitivo en su naturaleza, lo que significa que establece obligaciones y sanciones para garantizar el cumplimiento de las normas. Las personas están legalmente obligadas a cumplir con estas normas, y su incumplimiento puede llevar a consecuencias legales.
  • En contraste, el derecho subjetivo no impone obligaciones directas a otras personas, otorga a los individuos poderes y facultades para ejercer sus derechos. Estos derechos son protecciones legales que permiten a las personas actuar de ciertas maneras o reclamar ciertos beneficios en su propio interés.

3.Creación y derivación:

  • El derecho objetivo es creado por el poder legislativo, ya sea a través de leyes escritas, constituciones u otras fuentes legales. Estas normas son generales y se aplican a todos los miembros de la sociedad.
  • Por otro lado, el derecho subjetivo surge a partir del derecho objetivo. Se deriva de las normas de derecho objetivo y se aplica a situaciones específicas que involucran los derechos individuales de las personas. El derecho subjetivo se basa en las disposiciones legales existentes para proteger y garantizar los derechos de las personas en contextos particulares.

 

Conclusión

Es fundamental comprender las diferencias entre el derecho objetivo y el derecho subjetivo para tener una visión completa del sistema jurídico. El derecho objetivo establece las reglas generales que rigen nuestra sociedad, mientras que el derecho subjetivo otorga derechos individuales a las personas. Ambos conceptos están interconectados y se complementan entre sí.

Recuerda que el derecho objetivo y el derecho subjetivo son fundamentales en el estudio del Derecho Civil y en el sistema jurídico en general. A través de ejemplos prácticos como el de las normas de tráfico y el derecho a recurrir una multa, hemos ilustrado cómo se aplican estos conceptos en situaciones cotidianas.

Enhorabuena porque ahora dominas uno de los conceptos más importantes del Derecho Civil, por lo que como recompensa, si tienes pronto un examen, te dejo el enlace a un artículo donde te explicamos cómo aprobar cualquier examen en 10 sencillos pasos.

Por último, y más importante, si no quieres perderte de más contenido como este explicado de una forma divertida y amena, visita los vídeos y cursos de Derecho Virtual.

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido. PROBAR AHORA

Autor

  • José María Nuñez

    Estudiante del Máster de la Abogacía de Cáceres con una pasión por el Derecho Mercantil. Apasionado por hacer el derecho más accesible para todos

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Mas consejos de derecho: