Derecho virtual Logo

Presunción de Paternidad: 4 Aspectos Legales esenciales

Presunción de Paternidad

¿Qué es la presunción de paternidad? ¿Cómo se establecen los lazos familiares cuando hay separaciones o divorcios de por medio? ¿En qué medida la presunción de paternidad influye en la vida de los hijos y padres involucrados? Estas son preguntas fundamentales que exploraremos detalladamente a lo largo de este artículo sobre la presunción de paternidad.

A medida que nos adentremos en este tema legal, descubriremos las diferentes circunstancias en las que la presunción de paternidad se aplica y cómo está regulada por el Código Civil, así como los plazos y procedimientos para impugnar la paternidad. Con la ayuda de ejemplos prácticos, revelaremos cómo estas disposiciones legales afectan la vida de personas y sus consecuencias conforme a la legislación previamente analizada.

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido.

PROBAR AHORA

¿Qué es la presunción de paternidad y dónde se regula?

Hay ciertas situaciones en las que el derecho establece una presunción de paternidad, es decir, que cuando se dan ciertos requisitos se presume quién es el padre de ciertos niños o niñas.

Esta presunción de paternidad viene ligada especialmente al matrimonio, en la que se incluye una presunción de paternidad cuando el padre lo haya reconocido ya sea de forma tácita o expresa, aunque esto lo vamos a desarrollar más adelante.

Nuestro ordenamiento quiere favorecer a los menores, y considera ventajoso para ellos que la paternidad sea fácil de reconocer y establecer.

Esto podremos verlo más adelante en la amplitud y facilidades que da para reconocer la paternidad, sobre todo en los amplios plazos, y por otro lado las dificultades para su impugnación.

Por lo que respecta a su regulación, la encontramos en los artículos 115 a 119 del Código Civil para la filiación matrimonial, y de los artículos 120 a 126 para la filiación no matrimonial. En este artículo nos centraremos en los primeros, ya que la presunción se da únicamente en la matrimonial.

¿Cuándo se aplica la presunción de paternidad?

La presunción de paternidad se aplica en los siguientes casos:

  • Niños nacidos después de celebrado el matrimonio. Debemos precisar que, si la descendencia nace dentro de los 180 días siguientes a la celebración, podrá destruirse la presunción mediante declaración.
  • Niños nacidos dentro de los 300 días que siguen a la separación de los progenitores o su divorcio.
  • Cuando el padre reconoció la paternidad, ya sea tácita o expresamente o hubiese conocido el embarazo, con carácter previo al matrimonio. En concreto, cuando el marido tenía conocimiento del embarazo antes de celebrarse el matrimonio, ya que en tal caso no podrá destruirse la presunción mediante una mera declaración.

Impugnación de la paternidad

Debemos tener presente que dos son los sujetos que estarán legitimados para impugnar la paternidad, ya se haya establecido esta mediante presunción o por otros medios. Estos son el hijo y el padre, cada uno con sus plazos que vamos a ver.

Padre o progenitor no gestante

Regulado en el artículo 136 del Código Civil establece que el padre podrá impugnar la paternidad en el plazo de un año desde la inscripción en el Registro Civil.  Este plazo no comenzará a correr hasta que el padre conozca el nacimiento.

También será de un año el plazo en caso de falta de paternidad biológica, y esto quiere decir, que si el padre no supiera que no es el padre biológico dispondrá de un año para impugnar la paternidad desde que descubriera este hecho.

En caso de que el padre falleciera sin haber podido impugnar la paternidad, sus herederos podrán impugnarla, por los plazos que faltaran por cumplir. Por ejemplo, si Juan tiene a Alex como primer hijo y a David como segundo hijo, y descubre que David no es suyo realmente, pero 3 meses después fallece, Alex podrá impugnar esta paternidad durante 9 meses más.

El hijo

El hijo podrá impugnar la paternidad de su padre en el plazo de un año desde que se inscribiera. Si en este plazo, el hijo fuera menor, que es lo más habitual, o persona con discapacidad con medidas de apoyo, el plazo se contará desde la mayoría de edad o desde que se retiraran las medidas.

Además del hijo, durante el primer año desde que se inscribiera la paternidad, si el hijo fuera menor, podrá impugnarla la madre, su representante legal o el Ministerio Fiscal.

Aun cuando hubiera transcurrido este plazo, el hijo podrá impugnar la paternidad siempre que desconociera la falta de paternidad biológica, en tal caso el plazo comenzará a contar desde ese momento.

También, el artículo 137 del CC establece que en caso de no poder impugnar la paternidad por haber fallecido prematuramente sin que concluyeran los plazos, los herederos contaran con lo que restara de los mismos para impugnarla, como en el caso de los padres.

Además de por estos motivos, y con estos plazos, los reconocimientos de filiación, ya sea matrimonial o no matrimonial, podrán ser impugnados por los vicios en el consentimiento, es decir por error, violencia o intimidación. Si quieres conocer más sobre los vicios del consentimiento en nuestro artículos Requisitos de los Contratos, te lo contamos

Para esto el plazo será también de un año desde la inscripción o desde que cesó el vicio, y únicamente podrá ejercitarla aquel que hubiera padecido el vicio en cuestión.

Ejemplos prácticos

Ejemplo 1: Presunción de paternidad por reconocimiento previo al matrimonio

María y Juan decidieron casarse después de varios años de relación. Antes de la boda, Juan reconoció de manera expresa la paternidad del hijo que María esperaba. Este reconocimiento se realizó antes de la celebración del matrimonio. Después de casarse, nació su hija Laura. En este caso, la presunción de paternidad se aplica debido al reconocimiento previo al matrimonio, y Juan será considerado legalmente el padre de Laura.

Recordemos que será indiferente si este reconocimiento fue expreso o tácito. La consecuencia de este reconocimiento no podrá impugnarse, aun cuando el nacimiento se produzca en los primeros 180 días de matrimonio, ya que ha habido un reconocimiento previo.

Ejemplo 2: Presunción de paternidad por nacimiento dentro de los 300 días de la separación

Ana y Luis decidieron separarse después de un tiempo casados. Sin embargo, Ana descubre que está embarazada poco después de la separación y da a luz a su hijo Martín dentro de los 300 días siguientes a la separación. Según la presunción de paternidad, en este caso, Luis será considerado el padre legal de Martín.

Además, debemos tener presente, que, aunque el nacimiento no ocurriera en esos 300 días posteriores, se podrá inscribir el nacimiento con Martín como padre, si ambos, Martín y Ana prestan su consentimiento.

Ejemplo 3: Impugnación de paternidad por parte del hijo

Carlos, al cumplir la mayoría de edad, descubre información que sugiere que su padre, Pablo, no es su padre biológico. Tras hacerse unas pruebas de ADN, Carlos tiene un año para impugnar la paternidad de Pablo.

Si Carlos presenta la impugnación dentro del plazo establecido, la paternidad de Pablo desaparecerá, y Carlos no tendrá ningún padre a nivel registral. Sin embargo, si no lo hace dentro de ese año, la presunción de paternidad se mantiene.

Ejemplo 4: Impugnación de paternidad por vicios en el consentimiento

Laura y Diego se casaron, y poco después, Diego reconoció como propio al hijo que Laura trajo al matrimonio. Sin embargo, luego se descubre que ese reconocimiento fue resultado de intimidación por parte de la familia de Laura.

Por ello, Diego tiene un año desde que cesó la intimidación para impugnar la paternidad. Si lo hace dentro de ese plazo, la relación paterno-filial a nivel registral puede ser anulada debido al vicio en el consentimiento. Esto también llevaría a la desaparición de los derechos y obligaciones que esto comporta, como una posible pensión de alimentos, que si no sabes qué es te dejo nuestro artículo para que la conozcas.

Conclusiones

En este artículo sobre la presunción de paternidad, has analizado el concepto, regulación y supuestos de la determinación de la filiación en nuestro sistema jurídico. Has conocido las circunstancias específicas en las que surge esta presunción, especialmente vinculada al matrimonio, donde el reconocimiento paterno, ya sea tácito o expreso, juega un papel crucial.

También te has sumergido en los diferentes escenarios en los que se aplica la presunción de paternidad, desde el nacimiento después del matrimonio hasta aquellos casos donde el conocimiento del embarazo previo al enlace tiene un peso significativo.

Además, hemos explorado detalladamente los plazos y procesos de impugnación, dando voz tanto al padre como al hijo en el ejercicio de sus derechos legítimos.

Al adentrarnos en ejemplos prácticos, desde el reconocimiento de paternidad antes del matrimonio hasta la impugnación basada en vicios en el consentimiento, has visto escenarios que ilustran la complejidad y relevancia de estos aspectos jurídicos.

¡Espero que te haya gustado el artículo y nos vemos en el siguiente!

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido.

PROBAR AHORA

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 4

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Autor

Mas consejos de derecho: