Derecho virtual Logo

Punto de Encuentro Familiar: Derecho de Relación entre Padres e Hijos

Punto de Encuentro Familiar

¿Derecho Civil se te está complicando en exceso? ¿Te estás arrepintiendo de elegir Derecho como tu carrera académica? ¿Piensas que los puntos de encuentro familiares son lugares como parques o canchas de baloncesto a los que los padres acuden con sus hijos para jugar?

En cualquier caso, sea cual sea el punto en el que te encuentres (no dejes Derecho, sé que te sientes frustrado por aprobar muy pocas este cuatrimestre, pero mejorará, si te esfuerzas claro), vamos a explicarte qué es el punto de encuentro familiar (también conocido como PEF), dónde se regula, cuáles son sus objetivos y cómo funcionan, todo ello a través de ejemplos prácticos que te harán ver que sabes mucho más de Derecho de Familia de lo que creías.

¡Acompáñame! ¡Vamos a descubrirlo juntos!

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido.

PROBAR AHORA

¿Qué es un punto de encuentro familiar?

Los puntos de encuentro familiar (PEF) son aquellos lugares previstos para posibilitar el encuentro entre padres que no tuvieran custodia de sus hijos y estos últimos.

Desde la perspectiva administrativa autonómica, es un servicio especializado y  gratuito que proporciona un espacio neutral que trata de garantizar el derecho de los hijos mejores a relacionarse con sus progenitores y sus familiares durante los procesos y aquellas situaciones de separación, de divorcio u otros supuestos que interrumpan la convivencia familiar, cuando las relaciones familiares se desenvuelvan en un ambiente conflictivo o tienen una elevada dificultad en su cumplimiento, con el objetivo de cumplir con el régimen de visitas acordado y que se establezca en la resolución judicial, teniendo en cuenta que siempre prevalece el interés superior del menor.

En pocas palabras, el PEF es como un parque de juegos acogedor, seguro y llamativo. En este parque, hijos y progenitores pueden encontrarse en un ambiente distendido, relajado y seguro para los hijos, facilitando la cooperación de los progenitores y promoviendo el bienestar de los menores durante situaciones complicadas.

Veamos esta materia con un ejemplo:

Imaginemos a Sara y Fausto, una pareja que decide separarse teniendo dos hijos pequeños, Jaime y Noelia. Las tensiones entre ambos progenitores han derivado en que las visitas del padre a sus hijos sean bastante complicadas y violentas, lo que supone un estrés enorme para los pequeños.

Sara y Fausto deciden acudir a un Punto de Encuentro Familiar, con la intención de encontrar un verdadero espacio acogedor y seguro, para todos. El PEF se encarga de organizar las visitas de tal forma que Fausto tenga la posibilidad de pasar tiempo con Jaime y Noelia en ese espacio protegido.  En este espacio, los hijos de Sara y Fausto pueden jugar y divertirse, mientras que sus padres pueden interactuar sin llegar las insoportables discusiones.

El equipo de profesionales del PEF se encarga de ofrecer también una orientación a estos padres sobre cómo pueden llegar a mejorar la comunicación entre ambos y los distintos desafíos de la coparentalidad. Gradualmente, las visitas se vuelven menos tensas y más colaborativas.

Se hace notorio como el PEF actúa como un puente crucial para facilitar las interacciones familiares en un momento tan complicado como una separación y, además, una separación difícil.

Regulación del punto de encuentro familiar

La idea principal en relación con los puntos de encuentro familiar, la encontramos en nuestro queridísimo Código Civil.

Lo relevante que debemos mencionar sobre la regulación de esta materia, es que, en el territorio español, cada Comunidad Autónoma, tiene su propia competencia a la hora de legislar aquellas puntualizaciones que crean necesarias en relación con sus puntos de encuentro familiar.

Por ejemplo, en Andalucía, deberemos acudir al Decreto 79/2014, de 25 de marzo, por el que se regulan los Puntos de Encuentro Familiar de Andalucía, donde se establece un marco jurídico autonómico que tiene como objetivo garantizar la calidad y la seguridad a la hora de ofrecer la prestación del servicio en el que se ven afectadas personas de carácter vulnerable por la conflictividad en la que se encuentran envueltos en sus vidas. En esta norma, se regulan cuestiones como el objeto, la naturaleza, los conceptos, principios y objetivos básicos, principios de actuación, la excepcionalidad y la temporalidad.

Objetivos del punto de encuentro familiar

Tal y cómo se ha mencionado, la competencia a la hora de puntualizar “cuestiones necesarias” en relación con los puntos de encuentro familiares para cada Comunidad Autónoma le permite a cada una dar prioridad a unos objetivos frente a otros. Sin embargo, podemos destacar los siguientes objetivos fundamentales establecidos por el legislador y que deben respetar todas las administraciones autonómicas:

  • Garantizar el derecho esencial de los menores a relacionarse con ambos progenitores y con los familiares.
  • Proporcionar un espacio idóneo y neutral que facilite el desarrollo del régimen de visitas o de comunicación que se haya acordado por resolución judicial.
  • Garantizar el bienestar y la integridad del menor.
  • Contribuir a la normalización de las relaciones familiares.
  • Actuar como defensor del interés superior del menor.
  • Permitir que el menor sea escuchado y evitar el sentimiento de abandono que pudiera llegar a sentir.
  • Facilitar la comunicación entre menor y progenitor sin custodia.

Funcionamiento del punto de encuentro familiar

Vamos a usar como referente la descripción del funcionamiento del punto de encuentro familiar dada por la  Junta de Andalucía por ser completa, clara y directa.

Siguiendo lo mencionado hasta el momento, este punto de encuentro familiar es un servicio que es de carácter temporal y es excepcional, donde se presta atención profesional y multidisciplinar, mediante la que su pretensión principal es la dotación a los progenitores de una serie de técnicas que permitan a estos el ejercicio positivo de su paternidad o de su maternidad y de la independencia respecto al propio PEF cuando estos estén listos.

En lo relativo a la intervención que se realiza en el punto de encuentro familiar podemos dar relevancia a las siguientes pretensiones:

  1. Orientación Educativa: Los profesionales en este ámbito tratan de proveer una serie de intervenciones técnicas y de orientación (herramientas) para los progenitores para la adopción de pautas educativas aplicables al día a día.
  2. Autonomía en la Coparentalidad: Orientación y respaldo a los progenitores y a los familiares con derecho a visita para alcanzar la autonomía necesaria en el ejercicio de la coparentalidad.
  3. Resolución Consensuada de Conflictos: Fomentar la capacidad de los progenitores y otros familiares para resolver consensuadamente conflictos relacionados relacionados los menores.
  4. Expresión de Sentimientos de los Menores: Favorecer que los menores expresen sus sentimientos y necesidades en relación con el régimen de visitas.
  5. Información Técnica Rigurosa: Proporcionar información técnica y rigurosa sobre actitudes y aptitudes parentales como forma de concienciar a los padres de los mecanismos perjudiciales en las relaciones entre progenitores y entre padre e hijo.
  6. Velar por la Seguridad: Garantizar que el cumplimiento del régimen de visitas no represente una amenaza para la seguridad del menor, del progenitor o progenitora, ni de otros familiares es un objetivo fundamental de este servicio.

En términos de intervenciones, se destacan las siguientes modalidades:

1. Apoyo en el Cumplimiento del Régimen de Visitas. Destacando las siguientes fórmulas:

  • Entrega y Recogida: El equipo técnico supervisa la entrega y recogida de los menores para las visitas fuera del Punto de Encuentro Familiar.
  • Visitas no Tuteladas: La comunicación del menor con su progenitor no custodio o familiar ocurre íntegramente dentro de las instalaciones, sin necesidad de supervisión constante, con una duración máxima de dos horas.
  • Visitas Tuteladas: La comunicación del menor con su progenitor no custodio o familiar ocurre íntegramente dentro de las instalaciones pertinentes, bajo una supervisión constante de uno de los miembros del equipo técnico, con una duración máxima de dos horas.
  • Acompañamientos: Un miembro del equipo técnico acompaña al menor, de forma excepcional, durante las visitas fuera del Punto de Encuentro.

2. Orientación Psicosocial Individual y Familiar:

El equipo técnico de profesionales se encarga de proporcionar una orientación de carácter psicosocial para dotar a los usuarios (progenitores y familiares con derecho a visita) de una serie de técnicas que mejoren las relaciones paternofiliales y las habilidades parentales en relación con el régimen de visitas.

Conclusión

Antes de nada, me gustaría darte la enhorabuena por haber llegado hasta aquí. En este artículo hemos explorado la figura de punto de encuentro familiar (PEF) hemos visto estos representan una iniciativa de carácter esencial a la hora de salvaguardar el bienestar de los menores durante procesos de separación o divorcio, entre otras cuestiones.

Este servicio, que es un servicio gratuito y especializado, actúa como una especie de espacio neutral donde los progenitores y los familiares tienen la posibilidad de interactuar con los hijos en un entorno que sea seguro y, además, relajado. Su objetivo principal es garantizar el derecho fundamental de los menores a mantener las relaciones con sus progenitores y con sus familiares, priorizando siempre su interés superior. La intervención del PEF es multidisciplinar y abarca desde la entrega y recogida hasta la orientación psicosocial, facilitando y promoviendo la autonomía de los progenitores y permitiendo la resolución consensuada de conflictos

¡Muchas gracias por todo! ¡Nos vemos en la próxima!

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido.

PROBAR AHORA

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 4 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Autor

  • Martin Olmo Perez

    Graduado en Derecho y estudiante del Máster en Derecho de la Ordenación del Territorio, el Urbanismo y el Medio Ambiente. Apasionado del Derecho Administrativo, busco compartir de manera amena e inspiradora conocimientos sobre diferentes cuestiones jurídicas.

Mas consejos de derecho: