Derecho virtual Logo

Reglamento Administrativo【Qué son, Concepto & Ejemplos】

Reglamento Administrativo

¿Te estás preparando un examen de Derecho Administrativo y temes suspender por no saber este concepto? ¿Te encuentras estudiando las distintas normas jurídicas y no comprendes por qué te aparece esa palabra? No te preocupes, es normal dado que los reglamentos son algo que se estudian al inicio de la carrera.

Por tanto, si estás buscando información sobre qué es un reglamento y sus diferentes tipos, estas en el lugar adecuado. En este artículo, te explicaremos de manera clara y sencilla qué es un reglamento, sus tipos y características, utilizando ejemplos prácticos para una mejor comprensión.

Es más, como valor añadido, si aun consideras que sabes cómo encarar los exámenes, aquí te dejo el enlace a un artículo donde aprenderás las 7 técnicas infalibles para estudiar Derecho de forma más rápida y productiva.

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido. PROBAR AHORA

Reglamento Administrativo al alcance de tus manos: Todo lo que necesitas saber

Introducción: Descubriendo qué es un Reglamento

Un reglamento, en términos simples, es una norma escrita con rango inferior a la ley, dictada por las administraciones públicas como parte del ordenamiento jurídico. Mientras que la ley emana del órgano con soberanía popular, como el parlamento, el reglamento es emitido por las propias administraciones públicas, como el gobierno o el ayuntamiento.

Sin embargo, a diferencia de la ley, el reglamento no tiene una reserva, es decir, no existen límites específicos sobre qué puede regular, aunque siempre debe estar en consonancia con la ley y no contradecirla.

Imagínate que por ejemplo, estás en la Ciudad del Mar, donde se aplica una ley de aguas con el objetivo de evitar el despilfarro por parte de los ciudadanos. Sin embargo, esta ley no especifica los horarios permitidos para regar o qué tipo de mangueras se pueden utilizar. Ante esta situación, el ayuntamiento decide emitir un reglamento que regule estas cuestiones secundarias. ¿Comprendes ahora su importancia?

Por tanto, si sientes que aún no dominas las distintas normas jurídicas, te dejo aquí el enlace a un artículo donde te explicamos las normas jurídicas con ejemplos y claves prácticas.

Los Distintos Tipos de Reglamentos explicados con Ejemplos Prácticos

Los Reglamentos según su relación con la ley

En función de su relación con la ley, podemos clasificar los reglamentos en tres grupos principales: ejecutivos, independientes y de necesidad.

  1. Reglamentos Ejecutivos: Estos reglamentos complementan y detallan las materias reguladas por la ley. Su objetivo principal es facilitar la aplicación de las leyes por parte de la administración, estableciendo criterios de gestión. Por ejemplo, en el caso de la ley de aguas de Ciudad del Mar, el reglamento que establece los tramos horarios permitidos para el riego sería un reglamento ejecutivo.
  2. Reglamentos Independientes: Estos reglamentos se encargan de regular cuestiones que no han sido tratadas por ninguna ley previa. Son normas autónomas que llenan vacíos legales. Por ejemplo, si en la ciudad de Ciudad del Mar existe un problema con palomas ensuciando las farolas, el ayuntamiento podría emitir un reglamento independiente que instale pinchos en dichas farolas para evitarlo.
  3. Reglamentos de Necesidad: Estos reglamentos se dictan en situaciones excepcionales, como una catástrofe natural o una situación de riesgo, que legitiman la adopción de medidas contrarias a una ley existente. Por ejemplo, en caso de incendios graves en Ciudad del Mar, el ayuntamiento podría aprobar un reglamento de necesidad que permita el uso de mangueras de mayor tamaño, aunque esto contradiga una ley estatal que prohíba su uso.

Los Reglamentos según la materia que regulan

Además de la clasificación anterior, los reglamentos también pueden ser clasificados según la materia que regulan y su procedencia.

  1. Reglamentos técnicos: Son aquellos que establecen normas y especificaciones técnicas para garantizar la calidad, seguridad o eficiencia de productos, servicios o actividades. Por ejemplo, reglamentos sobre normas de construcción, reglamentos de seguridad alimentaria, etc.
  2. Reglamentos administrativos: Son los reglamentos que regulan el funcionamiento y organización de la administración pública. Pueden abarcar aspectos como los procedimientos administrativos, la contratación pública, el personal, entre otros.
  3. Reglamentos sectoriales: Son aquellos que se aplican a un sector específico de la actividad económica, como el sector financiero, el sector energético, el sector de las telecomunicaciones, entre otros.
  4. Reglamentos disciplinarios: Son los que establecen normas y sanciones disciplinarias para regular la conducta de las personas dentro de una organización o institución, como los reglamentos disciplinarios de empresas, instituciones educativas, etc.

Los Reglamentos según el órgano que los emite:

  1. Reglamentos estatales: Son aquellos emitidos por el poder ejecutivo a nivel estatal, como los reglamentos dictados por los ministerios o por los gobiernos autonómicos en el caso de países con estructura descentralizada.
  2. Reglamentos municipales: Son los que emanan de los gobiernos locales o municipales, y regulan cuestiones específicas de un municipio o ciudad en particular. Por ejemplo, el Reglamento Municipal de Tráfico, Aparcamiento y Seguridad Vial de Valladolid.
  3. Reglamentos internos: Son aquellos que regulan el funcionamiento interno de una organización o institución, como los reglamentos internos de una empresa, de una asociación, de una universidad, etc. Por ejemplo, el Reglamento de Régimen interno del Consejo de Gobierno de la Universidad de Extremadura.

Antes de concluir, si aún no te has percatado de ello, los reglamentos son actos en los que se emana la voluntad de la administración, siendo por lo tanto actos administrativos. Si esto que te acabo de contar no te suena, mira este artículo donde te explicamos los actos administrativos con ejemplos prácticos.

Conclusión

Recuerda que los reglamentos son normas escritas emitidas por las administraciones públicas, con rango inferior a la ley. Mientras que la ley proviene del órgano con soberanía popular, el reglamento es emitido por las propias administraciones públicas, como el gobierno o el ayuntamiento. Además, hemos visto los distintos tipos de reglamentos con ejemplos prácticos para que te sea más fácil su comprensión.

Por tanto, enhorabuena, porque has dominado esta materia de una forma fácil y amena, pero ¿quieres saber cómo se puede aprender de una forma más divertida aun? Pues a través de los videos de Derecho Virtual, donde aprenderás a la mano de expertos de una forma práctica, divertida y amena.

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido. PROBAR AHORA

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 4.8 / 5. Recuento de votos: 5

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Autor

  • José María Nuñez

    Estudiante del Máster de la Abogacía de Cáceres con una pasión por el Derecho Mercantil. Apasionado por hacer el derecho más accesible para todos

Mas consejos de derecho: