Accidente Laboral: todo lo que necesitas saber, con 2 ejemplos

Accidente Laboral

¿Sabías lo que es un accidente de trabajo? ¿Estás al tanto de los diferentes tipos que existen? ¿Conoces todos los tips a tener en cuenta para evitar los accidentes de trabajo? ¿Y sabes qué hacer ante un caso así?

Hoy, en tu blog de confianza, Derecho Virtual, no te pierdas un nuevo tema de gran importancia para los trabajadores y empresarios. ¡Pero también para los estudiantes de Derecho! Porque a través de la teoría y los ejemplos prácticos, no te quedarán dudas.

Pásate por nuestro post: “Carta de Despido: aspectos claves y 2 ejemplos” si quieres seguir aprendiendo.

¡Allá vamos!

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido.

PROBAR AHORA

Accidente laboral: ¿Qué es y dónde se regula?

El concepto de accidente de trabajo se recoge en el artículo 156 de la Ley General de la Seguridad, donde se establece que se considerará como tal cualquier lesión corporal que sufra el empleado con ocasión o debido al trabajo que efectúa por cuenta ajena.

Además, se ha de tener en cuenta que, salvo que exista prueba en contrario, se presumirá que son constitutivos de accidente de trabajo, las lesiones de las que sea víctima el empleado durante el tiempo que permanezca en el trabajo.

Se ha de hacer especial hincapié en que, en los supuestos en los que se considere que ha tenido lugar la comisión de un delito contra la salud o seguridad de los trabajadores, previsto en el artículo 316 del Código Penal cabrá el ejercicio de una acción penal.

Actos que no se considerarán accidentes de trabajo

A pesar de lo afirmado previamente y de la definición establecida en el apartado anterior, hay que tener en cuenta que existen circunstancias que provocarán que una situación como las anteriores no sean consideradas como accidente de trabajo. Estas son las siguientes:

  • Las que sean consecuencia de fuerza mayor extraña al trabajo. Igualmente, hay que conocer lo que se entiende por fuerza mayor, siendo esta, aquella cuya naturaleza sea totalmente ajena a la relación laboral.

No obstante, no son fuerza mayor a efectos de la determinación de accidente de trabajo, la insolación, el rayo y otros fenómenos análogos de la naturaleza.

  • Las que tengan como causa el dolo o la imprudencia temeraria del empleado que ha sufrido el accidente.

Aunque respecto a esto, se deben hacer una serie de anotaciones, puesto que no serán constitutivas de justificación y, por lo tanto, sí serán accidentes de trabajo:

  • Aquellos que se deriven de la imprudencia profesional que se deba al ejercicio habitual de un trabajo y provenga de la confianza
  • Aquellos que se produzcan por culpa, ya sea civil o criminal, del empresario, de un compañero de trabajo o de un tercero, salvo que no tenga relación alguna con el trabajo.

Tipos de accidentes laborales

Reconocido el concepto de accidente laboral, es hora de explorar las diferentes clases que existen, puesto que a pesar de que todas ellas compartan un nexo en común, el trabajo, y ciertas similitudes, se pueden apreciar diferentes situaciones que pueden ocasionar un problema laboral de este calibre. Todas ellas son:

  • Aquellos que sufra el trabajador en el transcurso de tiempo que dedica en ir y volver del lugar del trabajo. Este es el denominado accidente in itinere, cuya explicación en profundidad podemos encontrar en nuestro post: “Claves para conocer el accidente in itinere”.
  • Aquellos que tengan lugar con ocasión o a causa de su vinculación con los cargos electivos de carácter sindical, o, asimismo, cuando ocurran yendo o viniendo del lugar en el que se lleven a cabo tales funciones.
  • Aquellos que hayan acontecido en el seno de una orden por parte del empresario al trabajador aun no siendo las típicas que realizan los miembros de su grupo profesional. En este campo, también se tendrán en cuenta las funciones que realice espontáneamente en interés del buen funcionamiento de la empresa, aunque no formen parte de una propuesta empresarial.
  • Aquellos ocurridos en actos de salvamentos o de naturaleza análoga siempre que tengan relación con el trabajo del empleado.
  • Las enfermedades que padezca el trabajador a consecuencia de sus funciones. En este caso, el empleado habrá de demostrar que la causa exclusiva de la enfermedad es el trabajo.
  • Las enfermedades o defectos, que se hayan contraído con anterioridad, pero que se agraven a causa de una lesión constitutiva de accidente por parte del trabajador.
  • Los efectos del accidente que cambien en su naturaleza, duración, gravedad o terminación hasta desembocar en una enfermedad intercurrente, que forme parte de complicaciones derivadas del propio accidente o cuando su causa provenga del nuevo lugar en el que se haya estado curando.

La prevención de los accidentes laborales

Las empresas deben implantar las medidas de seguridad necesarias que permitan establecer un ámbito de trabajo propicio, evitando, de esta manera, los accidentes laborales.

Asimismo, una buena manera de prevenir este tipo de problemas es informar a los trabajadores acerca de los riesgos existentes en sus puestos de trabajo, así como de las posibles soluciones a los mismos.

También se ha de tener en cuenta que cuando el accidente laboral se deba a un caso de incumplimiento empresarial de las obligaciones en materia de Prevención de Riesgos Laborales se podrá interponer una denuncia ante la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social.

Derechos del trabajador

Los trabajadores tendrán derecho a asistencia sanitaria.

De igual manera, tendrán derecho a diversas prestaciones en los casos de incapacidad temporal o permanente, pudiendo incluir, incluso, en los casos más graves, una indemnización.

En caso de fallecimiento, se otorgarán pensiones de viudedad y de orfandad, además de una determinada indemnización.

¿Qué hacer en caso de accidente de trabajo?

En el momento en el que el empresario tenga conocimiento de que ha ocurrido un accidente de trabajo en la empresa, deberá llevar a cabo todo lo que esté en su mano para solventar el problema:

  • Si estamos ante un accidente leve, quizás ni siquiera se precise el traslado del empleado, es decir, cabe la posibilidad de que sea atendido en el propio centro de trabajo.
  • Si, por el contrario, estamos ante un accidente más grave y se precisa de asistencia médica, la empresa deberá informar a la mutua de lo sucedido y trasladar al empleado al hospital o centro que corresponda. Además, será preciso que la empresa rellene un volante asistencial.

El volante asistencial es un documento a través del cual el empresario pide la atención médica del empleado víctima de accidente en un centro determinado.

Asimismo, la empresa tendrá la obligación de redactar un parte donde se explique la situación y toda la información relevante.

En cuanto a la baja, si el trabajador la recibe, el empresario debe comunicar a la autoridad local lo ocurrido en el plazo de cinco días hábiles. Aunque, si no recibe la baja médica, también deberá informar del accidente a la autoridad local, solo que, esta vez, en el plazo de cinco días naturales del mes posterior al suceso.

Cuando se deriven del accidente, incapacidades permanentes o incluso la muerte, la empresa deberá informar a la autoridad local en 24 horas.

Ejemplos prácticos

Ejemplo 1: Existencia o no de accidente laboral

Homer Simpson ha sufrido un accidente durante su jornada laboral que le obliga a utilizar muletas. Según él, la causa fue acatar una orden de su empresario que provocó la inestabilidad del mismo, haciéndole caer desde una gran altura.

Sin embargo, las cámaras del complejo han capturado imágenes en las que se ve al trabajador saltando una valla, a pesar de las advertencias acerca de su peligrosidad. Además, mientras realiza esa acción, se le oye mencionar que su jefe le ha prohibido acercarse a ese lugar. Ante esta situación, ¿crees que estaríamos ante un accidente laboral?

No, puesto que el accidente ha surgido por la imprudencia del trabajador, al no seguir las advertencias de los carteles y del empresario.

Ejemplo 2: Comunicación de la empresa

Krusty el Payaso trabaja en una empresa de payasos y un día sufre un accidente laboral grave que le obliga a tener que acudir al centro médico más próximo. ¿Cómo debió actuar la empresa Payasos S.A.?

Al tratarse de un accidente grave, la empresa tuvo que redactar un volante asistencial, así como llamar a emergencias para que el traslado del empleado al centro médico se pudiera realizar de la manera más rápida.

Tras ello, se debió realizar un parte y la comunicación pertinente a la autoridad local en el plazo de cinco días hábiles si hubiera procedido la baja médica. Si no procediese, el plazo se alargaría a cinco días naturales dentro del mes posterior al accidente.

Conclusiones

¡Enhorabuena!

Gracias a este post, has podido alcanzar un conocimiento aún mayor del mundo laboral, esta vez, incluyendo a la lista de cosas aprendidas, el accidente de trabajo.

Con esta lectura, has podido adentrarte en su definición, su regulación en la Ley de la Seguridad Social y los actos o no que se considerarán accidente de trabajo.

Además, también has aprendido cómo evitar los accidentes laborales y qué hacer si se dan estas situaciones.

Y lo más importantes es que has traspasado la línea de la teoría y la práctica, a través de los ejemplos.

No te olvides pasarte por: “Falso Autónomo: descubre la figura con 2 ejemplos” para continuar con tu aprendizaje.

¡Nos vemos!

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido.

PROBAR AHORA

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Author

  • Laura Garcia Pascual

    Estudiante del Máster de Abogacía y de Derecho Penal Internacional y escritora. Mi objetivo es transmitir los conocimientos más esenciales del Derecho y facilitarte su comprensión.

    View all posts

Mas consejos de derecho: