Derecho virtual Logo

Comisión por Omisión: Guía Rápida con Ejemplos

Comisión por Omisión

¿Qué es la comisión por omisión? ¿Cómo se puede cometer? ¿Qué situaciones dan a ello? Por lo general, todos podemos identificar un delito de forma externa (con nuestros sentidos) si lo vemos. Es decir, si observamos a alguien robar sabemos que es un delito de robo. Se ejecuta a través de una acción.

Pero, también se pueden cometer delitos de forma contraria, es decir, a través de la inactividad de una persona. Puede resultar raro así dicho de esta forma, pero es totalmente cierto. Hay delitos que se cometen por no hacer nada y es lo que vamos a tratar en este artículo y se trata de la comisión por omisión .

También puede ocurrir que se cometan varios delitos en una misma acción, para estos casos recomiendo echar un vistazo a El Concurso de Delitos (Concepto & Ejemplos) que os va a quedar más claro este tipo de situaciones.

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido.

PROBAR AHORA

¿Qué es la Comisión por Omisión?

Hablamos de comisión por omisión al hecho en el que una persona comete un delito por no hacer algo o no evitar algo a lo que está obligado a hacer por ley. La comisión por omisión es un concepto jurídico que implica la responsabilidad penal por la falta de acción, es decir, por no realizar una conducta debida que, de haber llevado a cabo, habría evitado la consumación de un delito.

La noción clásica del delito implica la realización activa de una conducta prohibida por la ley. Sin embargo, el ámbito jurídico reconoce también la responsabilidad penal por omisión , es decir, la falta de acción frente a un deber jurídico.

En este contexto, surge el concepto de comisión por omisión , una figura que engloba situaciones en las cuales la inacción de un individuo conlleva consecuencias penales.

Ejemplo Práctico

Por ejemplo, Ramón que es médico presencia un accidente de coche que produce víctimas. Ramón tiene la obligación legal como médico de atender a cualquier persona en situación comprometida para la salud. Sin embargo, Ramón continúa de largo al ver el accidente sin atender a nadie y las víctimas mueren. Ramón estaría cometiendo un delito de comisión por omisión .

Ha producido un resultado delictivo de carácter positivo (mueren víctimas) mediante una inactividad (no atiende a las víctimas), cuando existe un deber de impedir tal resultado.

Elementos de la Comisión por Omisión

Para que dé lugar a la comisión por omisión es necesario analizar una serie de elementos que deben cumplirse. De lo contrario no hablaríamos de delitos por omisión sino delitos de actividad. Sus elementos son:

1° En cuanto a la manifestación de voluntad : exteriorizarse en un no hacer (analogía con la omisión simple). Por ejemplo , en el caso de Ramón, el no hacer consiste en no atender a ninguna víctima y pasar de largo.

2° En cuanto al resultado : consistir en la producción de un mal, perjuicio, ofensa etc. Es decir, que ocurre una situación desfavorable. Por ejemplo , en el caso anterior de Ramón esa situación es el accidente en sí que provoca daños físicos y al no atender a las víctimas éstas mueren.

3° En cuanto al precepto violado , ser de doble naturaleza: uno, genérico y prohibitivo, que ordena no producir el resultado; y otro, concreto e imperativo que ordena realizar el acto omitido y que evitaría el resultado. Este último es el elemento característico de la comisión por omisión .

Ejemplos Prácticos

Siguiendo el mismo ejemplo anterior, vemos que se dan ambas cuestiones. Por un lado, la obligación a Ramón por su formación de atender a las víctimas. Y por otro, la obligación o prohibición de no matar o que no muera una persona.

Otro ejemplo que cumple los requisitos y que, por desgracia, se ven a menudo es la comisión por omisión en el cuidado de animales. Un comportamiento negligente con los animales. Es decir, Ramón es dueño de varios caballos y como tal, debe proporcionarles alimentación y cuidado.

Pero, Ramón, deja de acudir a la cuadra donde los tiene a proporcionarles alimento durante dos semanas y los caballos acaban muriendo. Es una comisión por omisión . Hay un deber de cuidado que incumple mediante la inactividad y provoca un resultado.

Hablar de la intención o no que tuviera Ramón en provocar que ese resultado fuera objeto de estudio de otro apartado. Por eso os dejo por aquí las diferencias de esas “intenciones” en el Animus Necandi vs Animus Laedendi. Diferencias y 2 ejemplos .

 La Comisión por Omisión en nuestro Código Penal

El criterio común seguido por las legislaciones -también en la española- equipara, desde el punto de vista de la punibilidad, los delitos de acción y los de comisión por omisión .

En efecto, nuestro Código Penal admite en su art. 11 la comisión por omisión como forma equivalente a la causación del resultado, por lo que, por ejemplo, pena igualmente a la madre que estrangula a su hijo de pocos meses que a la que, con ánimo homicida, lo deja morir de hambre negándole la lactancia.

El último caso de una comisión por omisión y el primero un delito de asesinato.

El artículo 11 de nuestro Código Penal establece lo siguiente:

“Los delitos que consisten en la producción de un resultado sólo se entenderán cometidos por omisión sólo cuando la no evitación del mismo, al infringir un especial deber jurídico del autor, equivalga, según el sentido del texto de la Ley, a su causación. A tal efecto se equiparará la omisión a la acción :

a) Cuando exista una obligación específica legal o contractual de actuar.

b) Cuando el omitente haya creado una ocasión de riesgo para el bien jurídicamente protegido mediante una acción u omisión precedente ”.

Como podemos ver, la legislación penal va a equiparar un delito de acción y de comisión por omisión siempre y cuando se cumplan los requisitos anteriormente observados.

Otro ejemplo sencillo y fácilmente identificable sería la inacción por parte de fuerzas y cuerpos de seguridad. Es decir, daría lugar una comisión por omisión en los casos en los que Ramón, como policía, contemple un robo de una tienda y no lo evite.

Aunque para estos casos hay delitos específicos para autoridades y funcionarios públicos, no deja de ser una modalidad de comisión por omisión . Ramón con su inactividad deja que se produzca el resultado de robo y además está obligado legalmente a evitarlo. Se dan todas las circunstancias y se equipara, como señala el artículo 11, a una acción.

Conclusión

Llegados a este punto hemos conocido qué es la comisión por omisión , a identificarla y su aplicación o reconocimiento penal. No se nos debe olvidar los elementos fundamentales de la misma. La comisión por omisión requiere la existencia de un deber jurídico de actuar. Este deber puede derivar de la ley, un contrato, una relación especial, o incluso de una situación de peligro creada por el propio individuo.

Y se requiere la inactividad por parte del sujeto que dé lugar a la producción de un resultado. Esa inactividad, si se dan los requisitos descritos, se va a equipar penalmente como si de un delito de acción se tratase.

Con los ejemplos descritos a lo largo del artículo podemos hacernos una idea es las situaciones en las que existe comisión por omisión e identificarlas de una manera fácil y sencilla con los elementos esenciales: inactividad y deber jurídico.

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido.

PROBAR AHORA

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 7

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Author

  • Jose Carlos González Fernández

    Mi nombre es José Carlos González Fernández, un defensor de la justicia con experiencia en el sector financiero como Gestor Comercial en BBVA. También contribuyo con R10 Abogados en Granada. Mi misión: hacer el derecho accesible para todos.

    View all posts

Mas consejos de derecho: