Derecho virtual Logo

Penas Accesorias: sus 3 tipos y sus consecuencias

penas accesorias

¿Qué son las penas accesorias? ¿Cuáles son las consecuencias adicionales que pueden recaer sobre aquellos que han infringido la ley? Y, ¿Cómo estas medidas pueden impactar de manera tangible en la vida de quienes enfrentan una sentencia penal? Bienvenido a un artículo que aclarará todas tus dudas sobre las penas accesorias. En este artículo, no solo responderemos estas preguntas, sino que también profundizaremos con ejemplos prácticos que ilustrarán cómo estas medidas pueden alterar significativamente el panorama de aquellos que han sido declarados culpables.

A menudo, nos enfocamos en la pena de prisión como la principal consecuencia de la comisión de un delito, pero las penas accesorias añaden capas adicionales de complejidad al castigo legal. ¿Qué implica exactamente la pérdida de la patria potestad o la inhabilitación absoluta? ¿Cómo afecta la vida de alguien la suspensión de empleo o cargo público? A lo largo de estas líneas, desentrañaremos el misterio de las penas accesorias, destacando la importancia de comprender más allá de la reclusión, e invitándote a reflexionar sobre cómo estas medidas moldean el destino de aquellos que han cometido delitos.

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido.

PROBAR AHORA

¿Qué son las penas accesorias?

Las penas accesorias son aquellas penas que acompañan a las principales, y que son limitantes de algún derecho. Un ejemplo de pena accesoria es la pérdida de la patria potestad en el delito de abandono de familia, que lleva pena de prisión y además la imposibilidad de ejercer la patria potestad durante un determinado tiempo.

Las penas accesorias están reguladas en los artículos 54 a 57 de Código Penal, refiriéndose a las penas de inhabilitación, que serán accesorias cuando se impongan porque así lo diga la ley. Además, en determinados delitos, algunas medidas, que se pueden establecer como cautelares y son restrictivas de derechos, también pueden establecerse como penas accesorias una vez se dicte sentencia.

A modo de resumen, podemos distinguir dos tipos de penas accesorias, las que se imponen por la duración de la pena principal, que son las de inhabilitación, y por otro lado las penas accesorias restrictivas de derechos que solo podrán imponerse en determinados delitos, que a continuación analizaremos.

Tipos de penas accesorias

1. Penas accesorias por duración de prisión

Las podemos encontrar en los artículos 55 y 56 del Código Penal, y distingue en si la pena de prisión es superior o inferior a diez años.

  • Pena de prisión superior a 10 años

En este caso se prevé la pena de inhabilitación absoluta, que supone la incapacidad para adquirir o mantener un cargo público.

Además, en este caso los Jueces podrán imponer la inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad, tutela, curatela, guarda o acogimiento durante el tiempo que dure la pena principal. Se le podrá privar de la patria potestad, es decir, que la pierda de manera permanente cuando el delito tuviera relación con esa relación de filiación.

  • Pena de prisión inferior a 10 años

En este caso los Jueces deben imponer alguna o algunas de las siguientes:

  • Suspensión de empleo o cargo público.
  • Inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo, es decir del derecho a ser elegido en las elecciones.
  • Inhabilitación especial para empleo o cargo público, profesión, oficio, industria, comercio, ejercicio de la patria potestad, tutela, curatela, guarda o acogimiento o cualquier otro derecho, la privación de la patria potestad, si estos derechos hubieran tenido relación directa con el delito cometido.

2. Penas accesorias según delito

En primer lugar, los delitos determinemos en los que se pueden dar estas penas son:

  • Homicidio
  • Aborto
  • Delito de lesiones
  • Delitos contra la libertad
  • Delitos de torturas y contra la integridad moral
  • Trata de seres humanos
  • Contra la libertad e indemnidad sexuales
  • Contra la intimidad, el derecho a la propia imagen y la inviolabilidad del domicilio. Si quieres conocer más sobre los delitos contra la intimidad tenemos un artículo sobre eso que podría interesarte.
  • El honor
  • El patrimonio, el orden socioeconómico y las relaciones familiares

Cuando se trate de algunos de estos delitos el artículo nos faculta a aplicar como penas accesorias a las medidas reguladas en el artículo 48, restrictivas de derechos, durante un tiempo de 10 años si el delito fuera grave, o cinco si fuera menos grave estas son: orden de alejamiento, prohibición de residir en determinados lugares, la prohibición de comunicación con la victima o sus familiares.

Debemos tener presente que, en caso de que las víctimas de los delitos que hemos mencionado sean o hayan sido pareja del agresor, descendientes, ascendiente, hermanos, menores o discapacitados, o cualquier otra persona que con él conviva, deberán imponerse obligatoriamente la orden de alejamiento de las medidas del artículo 48 del Código penal.

Ejemplos prácticos

Ejemplo 1: Delito de Abandono de Familia

Imaginemos a Juan, quien ha sido condenado por el delito de abandono de familia. Si quieres conocer más de este delito, en qué cosiste y sus consecuencias no te pierdas nuestro artículo. La pena principal es la prisión, pero, además, como pena accesoria, se le impone la pérdida de la patria potestad durante un determinado tiempo. Juan, como consecuencia de sus acciones, no solo enfrenta la privación de libertad, sino también la imposibilidad de ejercer derechos sobre sus hijos durante el período establecido.

Ejemplo 2: Delito Grave de Lesiones

Ana ha sido declarada culpable de cometer un delito grave de trata de seres humanos. La pena principal es una pena de prisión superior a 10 años. Como pena accesoria, se le impone la inhabilitación absoluta, lo que significa que no puede adquirir ni mantener un cargo público. En este caso, las consecuencias de sus acciones van más allá de la prisión, afectando su capacidad para participar en la vida pública.

Ejemplo 3: Delito Menos Grave de Lesiones

Carlos, por otro lado, ha sido condenado por un delito de lesiones menos grave con una pena de prisión inferior a 10 años. Como pena accesoria, el juez decide imponer la suspensión de empleo o cargo público. Con lo que Carlos, además de cumplir su condena, enfrenta la consecuencia adicional de perder temporalmente su posición en el empleo público.

Ejemplo 4: Delito Contra la Libertad Sexual

María es declarada culpable de un delito contra la libertad sexual. En este caso, como pena accesoria, se le impone la prohibición de residir en determinados lugares durante un periodo de 10 años. María, aparte de la pena de prisión, se ve limitada en su libertad de elección de residencia como consecuencia directa de sus acciones. Además, si la víctima fuera una persona cercana como su pareja, no podrá acercarse a su víctima.

Conclusiones

En este artículo has desentrañado el complejo tejido de consecuencias legales que se extienden más allá de la condena de prisión, conocidas como penas accesorias. Ahora comprendes que no todos los castigos legales se limitan a las barras de una celda, sino que abarcan un espectro más amplio. Desde la pérdida de la patria potestad hasta la inhabilitación absoluta, has explorado cómo estas medidas pueden redefinir la vida de aquellos que han transgredido la ley.

Al adentrarte en ejemplos prácticos, has presenciado cómo las penas accesorias no solo son una extensión de la pena principal, sino que son elementos definitorios que pueden modificar drásticamente el destino de los condenados. Has visto la prohibición de residir en determinados lugares o la suspensión de empleo público como consecuencias tangibles de acciones delictivas.

En este cierre, te invito a considerar la complejidad del sistema legal y reconocer que, más allá de la privación de libertad, existen ramificaciones que moldean las vidas de quienes han cometido delitos. Este conocimiento ampliado no solo enriquece tu comprensión de las penas accesorias, sino que también te invita a cuestionar y explorar las intersecciones entre la justicia y las múltiples facetas de la vida cotidiana.

¡Espero que te haya gustado este artículo y nos vemos en el siguiente!

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Autor

Mas consejos de derecho: