Derecho virtual Logo

Proindiviso: Compartiendo un bien【Concepto & Ejemplos】

Proindiviso

Dicen que  “compartir es vivir” y por eso el proindiviso es una figura del Derecho civil a tener muy en cuenta. La vemos presente en testamentos, en casos de parcelas familiares y hasta en las películas de misterio más famosas de Agatha Christie.

Proindiviso significa “sin dividir” y es justamente eso, un bien que se comparte con una o varias personas.

Ahora bien,  imagínate que te llevas muy mal con la persona que compartes un bien, por ejemplo una casa de verano que era de tus abuelos…

¿Tengo que compartir este bien toda la vida? ¿Podría vender mi parte a otra persona? ¿Y comprársela al otro?

Quédate conmigo porque enseguida vamos a ver que a veces eso de que compartir es vivir no es del todo cierto.

¿Preparado? ¡Empezamos!

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido.

PROBAR AHORA

Proindiviso ¿Cómo funciona?

El proindiviso tiene otros nombres como copropiedad, comunidad de bienes o condominio.

La regulación de esta figura se encuentra se encuentra en los artículos 392-406CC

El proindiviso no se concreta realmente en partes exactas ni zonas dentro de una casa o terreno.

Simplemente se asignan ciertas cuotas a meros efectos de gestión pero siempre pudiendo disfrutar por entero de la casa y la propiedad.

Normalmente cuando se compra una propiedad se adquiere el pleno dominio, es decir la propiedad y su uso y disfrute.

Si te interesa ahondar todavía más en el concepto del usufructo te recomiendo nuestra guía definitiva en este artículo 

Ejemplo “Los hermanos que comparten”

Juan y Nieves son dos hermanos que se llevan muy bien entre ellos.

Deciden comprar una pequeña parcela donde poder ir los fines de semana a disfrutar del sol y la naturaleza.

Al comprar la parcela, todos ellos pasan a ser dueños de un todo ya que debido a su pequeño tamaño es imposible dividirla.

En este aspecto cada uno tendrá una cuota del 50% en pleno dominio, es decir pudiendo disfrutar del total del bien.

Derechos de los que comparten el proindiviso

Al ser copropietarios de un bien tendrán unos derechos y obligaciones para con la propiedad, por ejemplo:

  • Podrán usar la cosa común.  Por ejemplo, Juan y Nieves pueden irse cada fin de semana a su finca de recreo
  • Podrán disfrutar del bien y deberán conservarlo. Por ejemplo, Juan y Nieves pueden irse los fines de semana pero cada uno deberá ayudar arreglando el tejado o poniendo baldosas en la cocina.
  • Podrán decidir cómo y qué hacer con el bien, incluso mejorarlo o modificarlo. Por ejemplo, Juan y Nieves podrán decidir si quieren colocar una piscina, de mutuo acuerdo.
  • Cualquier copropietario podrá ejercitar acciones para la defensa de la propiedad y en beneficio del resto de copropietarios. Por ejemplo, el vecino de Juan y Nieves no corta los arboles cercanos y resulta que una rama cae y rompe el muro, cualquiera de ellos podrá ejercitar acciones para defender sus derechos.
  • Podrán decidir dejar de compartir el bien cuando lo deseen. Por ejemplo, podrán iniciar acción de división de la cosa común, vendiendo a un vecino la finca y repartiendo luego.
  • Podrán transmitir, vender o gravar (utilizarlo de garantía) su propia cuota, siempre ofreciéndolo en primer lugar a la persona con la que comparte el bien.

Ejemplo “La finca del fin de semana”

María y Juan, se han comprado una parcela de recreo. Ahora deberán decidir algunas cuestiones cómo:

  • Que hacen con la cosecha de la huerta
  • Si deciden poner o no una piscina
  • Si demandar al vecino porque las ramas de los arboles caen encima de su propiedad
  • Quien y cuando podrán disfrutar del bien (verano o invierno, fines de semana alternos…)

Además de esto ultimo los copropietarios deberán conservar el proindiviso, y para ello están obligados a soportar tanto las cargas como los gastos que se ocasionen por su conservación.

Solamente podrá librarse de contribuir a los gastos cuando el comunero renuncie a su cuota.

Si no se ponen de acuerdo con cuestiones como estas podrán en todo caso acudir al Juez para que sea este quien decida en beneficio de la comunidad.

¿Cómo se puede pedir la división de la cosa común?

La acción de división de la cosa común se encuentra regulada en el art. 400CCNingún propietario esta obligado a permanecer en la comunidad

Las características de esta acción son:

  • Es de plazo imprescriptible
  • Es incondicional
  • Es para todos los comuneros

En palabras de nuestro Tribunal Supremo, supone “cesación del estado de indivisión para que se adjudique al comunero la propiedad plena y separada de una parte o porción de la cosa común o, en el caso de que -física o jurídicamente- tal división no fuera posible, se le atribuya la parte proporcional del precio obtenido mediante su venta”.

Únicamente no podrá ejercitarse cuando se haya establecido un periodo de conservación que no exceda los diez años.

Ejemplo “La hermana con mucha cara”

Mercedes y María son hermanas que comparten una finca rústica.

A la muerte de María, si hija Sonia decide no arreglar ningún tipo de papel para tomar posesión de la posición de su madre en la propiedad que comparte con su tía.

El estado de la propiedad empieza a ser de ruina, y hay que realizar ciertas reparaciones para que se pueda seguir utilizando la finca.

Ante estos gastos, Sonia decide que no se hará cargo de sus obligaciones por lo que será Mercedes quien pague todas las reparaciones.

Al año siguiente Mercedes harta de esta situación contrata a un abogado y decide solicitar al juez que se divida la cosa común.

Como la finca es demasiado pequeña y no puede dividirse el juez estima que debe ponerse a la venta y repartir las ganancias según la porción de cuota de cada parte. 

Ejemplos Reales de Proindiviso

Ejemplo “La herencia de la Tía Agatha”

La Tía Jacinta es una millonaria que tiene 5 sobrinos, Juan, Lucas, María, Aitor y Francisco.

Como les tiene mucho cariño y ella fallece sin hijos, le pareció buena idea dejarles algo de la herencia.

Para ello, les dejó en régimen de proindiviso la finca “La Rica” de 10.000 metros cuadrados, con un bosque de hayas, una piscina y varias caballerizas.

Pero, a la hora de repartir lo repartió de la siguiente forma:

Para Juan le dejo el 20%.

Para Lucas el 35%.

Para María y Aitor, un 10% a cada uno.

Y para Francisco el 25% restante.

Con todo esto, algunos de ellos deciden vender su parte al resto de primos, dado que ven un obstáculo tener que compartir. Francisco que le tiene mucho cariño a la finca, decide comprar la parte de María y Aitor, ampliando su cuota hasta el 45%.

Llegado el momento, Francisco desea colocar una pista de pádel, a lo que se somete a votación. Tanto Juan como Lucas se oponen por lo que Francisco se enfada y decide construir igualmente.

Al los dos años, y tras la intervención del Juez, se le obliga a dejar la Finca en el estado original retirando la pista de pádel construida.

Conclusión

En este artículo hemos ahondado en lo difícil y complejo que puede ser tener un proindiviso que compartir.

Hemos atendido a los derechos y obligaciones que cada parte (comunero) tiene y a como en caso de disputa se debe acudir ante el Juez para que decida.

Recordad, “nadie esta obligado a permanecer en la comunidad”

¿Te ha parecido interesante? Si es así, y te gusta esta forma de aprender te invito a que sigas aprendiendo de esta forma y revises otros artículos y nuestros cursos.

¡Nos vemos en el próximo artículo!

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido.

PROBAR AHORA

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Autor

  • Jesús Aitor Prado Seoane

    Abogado especialista en propiedad intelectual, industrial y nuevas tecnologías en QUERYLAWYER LEGAL BOUTIQUE (32.135.180.35.) Doctorando en Derecho civil por la Universidad de la Rioja.

Mas consejos de derecho: