Derecho virtual Logo

5 claves de Éxito en la Cesión de Remate en España【Con Ejemplos】

¡Hola, futuro abogado! Te has aventurado en un tema importante para tu formación: la cesión de remate en España. En este artículo, te llevaremos de la mano a través de este concepto, una herramienta legal que puede resultar tanto intrigante como valiosa en el mundo jurídico.

Imagina estar en una subasta judicial, donde un bien se vende para pagar una deuda. Pero ¿qué pasa si el banco decide deshacerse de ella antes de la inscripción en su nombre? Aquí entra en juego la cesión de remate, un concepto que puede determinar si el remate continúa o si alguien más asume el control.

¿Por qué es esencial entender esto? Como estudiante de derecho, estás en camino de convertirte en un experto en las complejidades legales que dan forma a nuestra sociedad. La cesión de remate no solo es importante porque te examinaras de ello, sino que también es importante debido a que el día de mañana podrías estar asesorando a un banco, y claro te la tienes que saber.

Prepárate para sumergirte en el mundo de la cesión de remate. A lo largo de este artículo, desentrañaremos su significado, exploraremos su marco legal, analizaremos su procedimiento y ventajas, y observaremos ejemplos prácticos para que puedas comprender su aplicación en la vida real. Listo para un viaje lleno de conocimiento y sabiduría legal. ¡Comencemos!

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido. PROBAR AHORA

¿Qué es la Cesión de Remate?

¿Listo para desentrañar un término legal intrigante? ¡Aquí vamos! La cesión de remate es como esa carta de triunfo que un banco puede jugar cuando un inmueble está en juego. Imagina esto: un deudor hipotecario está en aprietos y su propiedad está en camino a una subasta judicial. Pero antes de que la entidad bancaria se haga con el inmueble, decide pasar el testigo a otro jugador.

Entonces, ¿cómo funciona esto en términos más claros? Cuando una entidad bancaria se adjudica un inmueble a través de un proceso de ejecución hipotecaria, puede optar por ceder ese inmueble a un tercero antes de ponerlo a su nombre.

Pero, ¿por qué haría esto? Digamos que el banco quiere asegurarse de cobrar la deuda, pero no quiere convertirse en el propietario del inmueble.

Esta cesión es como un juego de pases: el banco cedente y el cesionario llegan a un acuerdo, y el inmueble cambia de manos antes de que la sentencia sea definitiva. En esencia, el banco vende la propiedad antes de que se convierta oficialmente en su dueño. Para el cesionario, es como adquirir un trofeo en la mitad del partido.

¡Pero eso no es todo! La cesión de remate también es como ese último intento de anotar en un juego que parece perdido. Imagina que la subasta judicial no recibe ofertas. La institución bancaria puede solicitar que se le adjudique el inmueble. En lugar de quedarse con él, puede transferirlo a otro jugador, es decir, el cesionario.

Ahora, es importante diferenciar la cesión de remate de otros conceptos. No es lo mismo que una compra-venta de inmueble ni que una cesión de créditos.

La cesión de remate es como un traspaso en la mitad del juego, mientras que la venta de inmueble es un proceso que sigue cuando los bancos o acreedores se convierten en adjudicatarios en la subasta. Por otro lado, la cesión de créditos es cuando se transfieren los derechos garantizados por una hipoteca antes de la ejecución.

En resumen, la cesión de remate es una jugada legal que permite a los bancos y cesionarios tomar acción antes de que la sentencia sea firme. Un proceso que puede parecer complejo, pero en realidad es como esa última jugada estratégica que cambia el rumbo del partido. ¡Vamos a explorar más en este emocionante juego legal!

Marco Legal de la Cesión de Remate

¡Hora de explorar el terreno legal de la cesión de remate en España! ¿Dónde encontramos las reglas para este juego legal? Echa un vistazo a la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC), específicamente en el artículo 647.3.

Aquí es donde se trazan las líneas que definen cómo y cuándo puedes jugar la carta de la cesión de remate. Pero ¿qué es lo que dice?

«Solo el ejecutante o los acreedores posteriores podrán hacer postura reservándose la facultad de ceder el remate a un tercero.

La cesión se verificará mediante comparecencia ante el secretario judicial responsable de la ejecución, con asistencia del cesionario, quien deberá aceptarla, y todo ello previa o simultáneamente al pago o consignación del precio del remate, que deberá hacerse constar documentalmente.

Igual facultad corresponderá al ejecutante si solicitase, en los casos previstos, la adjudicación del bien o bienes subastados»

Ahora que ya tienes el artículo, ¿cuáles son las reglas del juego? Primero, debemos tener un ganador. Esto significa que el acreedor o la institución financiera tienen que asegurarse el título de propiedad del inmueble en disputa. Esto pasa, en ocasiones, si no hay otros jugadores en la subasta, pueden ganar por defecto. En otras palabras, tiene que quedar desierta la subasta.

Ahora, aquí viene la parte interesante. Cuando hablamos de precio, la libre competencia toma el escenario. El precio de la cesión de remate no es una cifra fija en el tablero, sino que se negocia entre las partes, como dos jugadores hábiles en una partida de estrategia.

Este precio puede ser más alto o más bajo que el valor de la adjudicación inicial. No te preocupes que lo vamos a ver más en profundidad

Pero, espera, ¿qué requisitos específicos debemos cumplir para jugar esta carta? Debes seguir las reglas del juego, y en este caso, las reglas están en las normas de las subastas judiciales. Asegúrate de que el acreedor o la entidad financiera se haya convertido en el dueño del inmueble, como el único postor.

En resumen, la Ley de Enjuiciamiento Civil es la guía que nos muestra cómo funciona la cesión de remate en España. Reglas claras en el artículo 647.3 que nos dicen cuándo podemos jugar la carta de la cesión de remate y cómo debemos hacerlo. Pero, recuerda, cada juego tiene sus reglas y aquí no es diferente. Las normas de las subastas judiciales son la base, y en el tablero, la negociación del precio es clave. ¡Es hora de comprender este el procedimiento, asi que no te despistes!

Procedimiento de la Cesión de Remate

¡Prepárate para sumergirte en el emocionante mundo del procedimiento de la cesión de remate! Aquí hay algunas jugadas clave que necesitas saber. ¿Listo para aprender cómo funciona este proceso legal de alto vuelo?

La cesión de remate es como una estratégica danza legal. Imagina esto: una entidad bancaria asegura la propiedad de un inmueble a través de un proceso de ejecución hipotecaria. Pero, antes de que esta adjudicación sea oficial, la entidad cede el turno a un tercero. Aquí, el banco no se convierte en propietario, sino que se acuerda que el tercero se lleva el premio mayor.

Este emocionante juego legal solo permite a la institución bancaria ser el cedente y al tercero, el cesionario. El cesionario paga la cantidad adeudada, el banco se lleva su parte y el cesionario se convierte en el nuevo dueño del inmueble.

¿Cuál es la coreografía de este baile legal? Primero, el banco solicita la adjudicación del inmueble. Luego, en una actuación conjunta con el Letrado de la Administración de Justicia, se formaliza la cesión de remate. El cesionario acepta el desafío antes o simultáneamente a la consignación del monto de adjudicación.

Ah, pero no todo es baile y música. También hay plazos que seguir. El plazo para la cesión de remate no es una partitura fija; el Letrado de la Administración de Justicia es el director que marca el ritmo.

Usualmente, esto se ajusta a los plazos establecidos en los artículos 670 y 671 de la Ley de Enjuiciamiento Civil. El primero se enfoca en el pago del precio de remate, mientras que el segundo dicta los plazos para solicitar la adjudicación por falta de ofertas.

¿Y el plazo para pagar la cesión de remate? Eso también lo decide el director, el Letrado de la Administración de Justicia. El pago se convierte en una partitura en documentos en la comparecencia judicial.

Si el cesionario necesita un poco de respaldo financiero, puede hipotecar el inmueble en cuestión. Esto suspende el plazo hasta que el testimonio del decreto de remate sea entregado.

Un punto clave: la cesión debe llevarse a cabo antes de que la adjudicación se registre a nombre del ejecutante. Si el banco ya es propietario registrado, el juego cambia y estamos hablando de una venta de propiedad.

¡En resumen, el procedimiento de la cesión de remate es una coreografía precisa de plazos, negociaciones y pasos legales! Ahora que dominas estos movimientos, estás listo para el siguiente acto en este emocionante escenario legal.

El precio del remate

¡Hora de descubrir los secretos detrás del telón del precio del remate! ¿Listo para conocer cómo se fija este misterioso número y cuáles son sus implicaciones fiscales? ¡Aquí vamos!

¿Qué Constituye el Precio de la Cesión de Remate?

El escenario del precio en la cesión de remate es una trama intrigante con varios protagonistas:

  • El Precio de Adjudicación: Este es el monto por el cual el acreedor ejecutante se hace con el inmueble en caso de falta de oferentes en la subasta.
  • El Precio del Remate: Representa el valor de la mejor oferta en la subasta, cuando hay postores compitiendo por el inmueble.
  • El Precio de la Cesión de Remate: Esta es la cantidad que el cedente recibe del cesionario por transferir los derechos sobre el inmueble adjudicado o rematado.

La Danza de los Precios y la Autonomía de la Voluntad

En esta coreografía legal, el precio de la cesión de remate se maneja bajo el principio de la autonomía de la voluntad. ¿Qué significa esto? ¡Que las partes tienen el poder de acordar el precio! Este acuerdo puede ser mayor o menor que el precio de adjudicación en el remate.

El Juego de Negociaciones

En algunas ciudades españolas, la práctica exige que el precio de la cesión de remate coincida con el precio despachado en la ejecución.

Pero, ¡aquí viene la estrategia! Las partes pueden negociar con el banco para ajustar el precio. Esto puede ocurrir si hay un interés fuerte del cesionario en adquirir el inmueble, o si el banco considera que el valor de mercado es diferente del valor al que deben adjudicar el inmueble.

Es importante que estos acuerdos queden registrados en documentos, ya sea públicos o privados.

Impuestos: El Toque Final

¿Qué pasa con los impuestos? La cesión de remate involucra dos transmisiones, pero solo el adjudicatario final del inmueble paga impuestos por la adquisición. La cesión de remate está sujeta al IVA según la Resolución DGT V 0582-17 de marzo de 2017.

El sujeto pasivo, es decir, quien paga el impuesto, es el acreedor ejecutante o el cedente. La base imponible es el valor total que el acreedor obtiene del cesionario.

El cesionario, por su parte, debe pagar el impuesto de transmisiones patrimoniales, que corresponde al 10% del valor de adjudicación. ¡Pero eso no es todo! También debe cubrir los gastos de inscripción en el Registro de la Propiedad.

En resumen, el precio del remate es como un ballet de negociaciones, acuerdos y transacciones legales. ¡El escenario está listo para que las partes bailen al ritmo de la autonomía de la voluntad y acuerden el precio de la cesión de remate! Pero no olvides el último acto: los impuestos, que son un componente clave en esta danza financiera y legal.

Ventajas y Desafíos de la Cesión de Remate

Hasta aquí te hemos explicado que es pero te puedes preguntar si esto es todos ventajas o tiene alguna desventaja ¿Preparado para descubrir los beneficios y los posibles obstáculos que este proceso trae consigo?

Ventajas que Bailan a Favor

La cesión de remate es como un billete VIP para adquirir un inmueble. ¿Por qué? Porque el comprador puede obtener un inmueble después de la subasta. Esto evita las vueltas complicadas y los riesgos que conllevan otras opciones, como la cesión del crédito por el banco o la venta del inmueble.

En este baile, el comprador solo debe negociar o esperar para tomar posesión del bien. Luego, el siguiente paso es inscribir el inmueble a su nombre en el Registro de la Propiedad.

En el piso de negociaciones, el precio de la cesión del remate es como un tira y afloja entre las partes. Este precio puede ser más bajo o más alto que el precio de adjudicación. Aquí la autonomía de la voluntad es la estrella que guía el camino.

En este baile, hay una coreografía interesante. La cesión de remate involucra dos transmisiones: cuando el banco adquiere el bien en la subasta y cuando el cesionario lo recibe a través del banco.

Pero, ¡atención! Solo el adjudicatario final paga impuestos, como el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y el IVA. Esto hace que la cesión de remate sea un paso muy atractivo para agencias inmobiliarias, promotores e inversores patrimoniales. ¿La recompensa? ¡Potencialmente mayores ganancias!

Desafíos a la cesión

Ningún baile está exento de sus desafíos. En el caso de la cesión de remate, uno de los posibles obstáculos es que el precio de la cesión debe ser aprobado por el banco. Además, la negociación puede ser un juego estratégico, y si no se maneja adecuadamente, podría afectar las ganancias finales.

La cesión de remate es como una danza elegante en el mundo inmobiliario, llena de giros y piruetas. Sus ventajas, como la flexibilidad en el precio y los beneficios fiscales, atraen a los que buscan oportunidades de inversión.

Sin embargo, no hay que subestimar los desafíos que podrían surgir en el camino. ¡Así que, bailarines inmobiliarios, a prepararse para este emocionante paso!

Ejemplos Prácticos de Cesión de Remate

¡Vamos a dar vida a la teoría con casos concretos! Aquí tienes dos ejemplos que te sumergirán en el mundo de la cesión de remate:


Ejemplo 1: La cesión de remante en marcha

Imagina a “Banco Fidelidad”, un banco líder en España, que se encuentra en el centro de una ejecución hipotecaria. El inmueble en cuestión es un apartamento en la soleada Costa del Sol, con un valor de ejecución de 150,000 euros. Sin embargo, Banco Fidelidad no quiere adquirir la propiedad, así que decide ceder el remate a una “Inmobiliaria Soluciones Globales”, una empresa internacional conocida por sus inversiones en destinos turísticos.

La inmobiliaria acuerda pagar el precio de ejecución establecido por el banco, 150,000 euros. Ambas partes firman el contrato de cesión de remate y el banco se asegura de que los impuestos estén en orden. En este caso, “Inmobiliaria Soluciones Globales” será responsable de pagar el 10% de IVA, ya que es el adquirente final del inmueble.

Este ejemplo refleja cómo una entidad bancaria puede ceder el remate a una empresa internacional. Aquí, el precio de ejecución se mantiene y la inmobiliaria paga el IVA, siguiendo las normativas fiscales.


Ejemplo 2: Un Acuerdo de Deudas

Ahora, imagina al “Banco Unión” que se encuentra en un aprieto financiero. Debe una gran suma de dinero al “Banco Colosal” y no puede cumplir con sus compromisos. Sin embargo, tiene un as bajo la manga: una cartera de créditos garantizados con hipotecas.

En lugar de entrar en la cesión de remate, “Banco Unión” llega a un acuerdo con “Banco Colosal”. Ambos bancos acuerdan que “Banco Colosal” aceptará los créditos hipotecarios y las garantías como forma de saldar la deuda.

En este caso, la cesión de remate no se aplica. En lugar de ceder el remate de un inmueble, “Banco Unión” ofrece los créditos hipotecarios como parte del acuerdo para saldar su deuda con “Banco Colosal”.

Estos ejemplos prácticos ilustran cómo la cesión de remate puede tomar diferentes formas según las circunstancias y cómo las partes involucradas pueden navegar el proceso de manera estratégica y legal.


Conclusiones

¡Llegamos al final! Hemos explorado cómo esta práctica permite a las instituciones bancarias y otros actores inmobiliarios ceder propiedades en el contexto de ejecuciones hipotecarias.

Hemos descubierto que la cesión de remate es un mecanismo versátil, donde los precios y los acuerdos pueden variar según las circunstancias. La ley establece reglas claras, permitiendo que los procesos sean justos y transparentes para todas las partes involucradas.

Desde entender cómo se fija el precio de la cesión hasta explorar los desafíos y ventajas de este proceso, hemos ahondado en un conocimiento valioso que el día de mañana si asesorasbanco te puede venir muy bien.

Así que, la próxima vez que escuches sobre una cesión de remate, sabrás que estamos hablando en un contexto de subastas judiciales que puede abrir nuevas puertas tanto para bancos como para inversores. Y recuerda, en el mundo legal, las oportunidades pueden ser tan diversas como las propiedades mismas. ¡Hasta el próximo articulo!

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido. PROBAR AHORA

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 4.7 / 5. Recuento de votos: 15

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Autor

  • Daniel Garcia

    Jurista apasionado del Derecho Público y la Filosofía del Derecho, mi objetivo aquí es acercarte el derecho de forma sencilla y cotidiana

Mas consejos de derecho: