Derecho virtual Logo

Principal Diferencia entre Ciudadanía y Nacionalidad Española (con Ejemplos)

Diferencia entre Ciudadanía y Nacionalidad Española

¿Conoces la diferencia entre Ciudadanía y Nacionalidad española? ¿Sabes que no son lo mismo? Si la respuesta es negativa, tranquilidad, yo tampoco la conocía y es por eso por lo que en este artículo vengo a hablaros de ella, acompañándolo de varios ejemplos prácticos para su mejor comprensión.

Con frecuencia, los conceptos de ciudadanía y nacionalidad española se confunden, pues son asumidos en la mayoría de los casos como sinónimos. Sin embargo, guardan notables diferencias. 

Antes de entrar al fondo de la cuestión que en este artículo nos ocupa (su principal diferencia), veo oportuno comenzar con la definición y características de cada uno de los conceptos.

¡Empezamos!

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido.

PROBAR AHORA

¿Qué es la ciudadanía?

Para entender el origen de la ciudadanía es necesario conocer un poco de historia (tranquilidad, no voy a dar una charla extensa sobre esto) y remontarnos a la Antigua Grecia, donde sólo se consideraban ciudadanos determinadas personas con derecho a participar en diversos asuntos del Estado. El resto de la población eran considerados súbditos. Así era el caso de las mujeres, los residentes extranjeros, esclavos y campesinos.  

El concepto de ciudadanía es un poco laxo, haciendo referencia básicamente a aquellas facultades que tienen los habitantes de un concreto Estado para el ejercicio de unos determinados derechos políticos.

Los nacionales españoles adquieren la ciudadanía al cumplir la mayoría de edad (18 años) pues se entiende que , una vez llegada a esta edad, las personas han conseguido la suficiente capacidad para ejercitar debidamente sus derechos y deberes.

Ejemplo: Andrés, colombiano y mayor de edad, sólo obtendrá la condición de ciudadano español cuando adquiera la nacionalidad española. En ese momento, podrá ejercer los derechos políticos y sociales que se contemplan en España, como son, entre otros, el derecho al voto y a participar en la política del país.

No obstante, cuando una persona obtiene la ciudadanía española también consigue una serie de beneficios, ventajas o privilegios que antes no se le reconocían.

Por ejemplo:

  • En caso de tener antecedentes penales, el ciudadano español ya no se encuentra en riesgo de expulsión ni cabe la posibilidad de que no le renueven la tarjeta de residencia, pues ya no le hará falta.
  • El ciudadano español podrá viajar sólo con su DNI por los distintos países de la Unión Europea.
  • Tampoco tendrá que volver a preocuparse de las renovaciones de visado o residencia ya que no las necesitará al ser ciudadano español.
  • La reagrupación familiar se convierte en un trámite más sencillo.

¿Dónde se regula la ciudadanía?

El artículo 9.2 de la Constitución Española recoge expresamente el derecho que tienen los ciudadanos a participar en la vida política, económica, cultural y social de nuestro país.

¿Qué es la nacionalidad?

La nacionalidad es una cuestión importante para cualquier persona, pues significa que la misma pertenece y se identifica con un determinado grupo.

De acuerdo con el artículo 2 de la Constitución Española, podemos entenderla como aquella característica común que vincula a las personas que forman parte de la comunidad nacional española, a la Nación española.

Dicho de otro modo, supone el vínculo jurídico y político que une a una determinada persona con su Estado, en este caso, con el Estado español. 

¿Cómo se adquiere la nacionalidad española? 5 Ejemplos

La nacionalidad española puede adquirirse de distintas formas. Éstas son:

  • Nacionalidad para Españoles de Origen. Nacer en España trae consigo una serie de derechos.

Ejemplo 1: Carmen, de padre francés y madre española, nace en España.

  • Nacionalidad por Residencia.

Ejemplo 2: Belinda consigue la nacionalidad española tras residir en nuestro país durante 10 años de forma legal, continuada y de forma inmediatamente anterior a la petición.

Ejemplo 3: El famoso luchador de referencia mundial en MMA, Ilia Topuria, ha conseguido la nacionalidad española por esta vía tras solicitárselo al Presidente del Gobierno en Moncloa aunque, pensándolo bien,…¡Cualquiera se atreve a denegársela!

  • Nacionalidad por posesión de Estado.

Ejemplo 4: Alicia ha poseído y utilizado la nacionalidad española de forma continuada durante 10 años, sin tener conocimiento de que, realmente, no era española, todo ello en base a un Título inscrito en el Registro Civil.

  • Nacionalidad por Opción. 

Ejemplo 5: Kirill es un joven ruso que fue adoptado por un matrimonio español cuando cumplió los 19 años. Puede adquirir la nacionalidad española por opción en el plazo de dos años a contar desde la constitución de su adopción.

También, es posible que una misma persona ostente la doble nacionalidad. Así es el caso, por ejemplo, del famoso futbolista Luis Suárez, que ostenta la doble nacionalidad colombiana-española.

Veamos como se regula la nacionalidad

La nacionalidad se encuentra amparada en la Declaración Universal de los Derechos Humanos que, en su artículo 15, reza: “1. Toda persona tiene derecho a una nacionalidad. 2. A nadie se privará arbitrariamente de su nacionalidad ni del derecho a cambiar de nacionalidad”.

También, nuestra Carta Magna la recoge en su artículo 11 al señalar que “La nacionalidad española se adquiere, se conserva y se pierde de acuerdo con lo establecido por la ley”.

En nuestro Código Civil podemos encontrar la nacionalidad regulada en los artículos 17 al 26 (ambos inclusive).

¿Cuál es la principal diferencia entre Ciudadanía y Nacionalidad Española?

El Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación entiende que “La nacionalidad puede considerarse el vínculo jurídico y la ciudadanía la condición que ese vínculo le atribuye a cualquier persona en relación con un Estado determinado”.

Ahora bien, no se puede ser ciudadano español sin nacionalidad española.

En nuestro país, un nacional español adquirirá la ciudadanía al cumplir la mayoría de edad mientras que una persona extranjera que reside aquí para adquirirla necesita la nacionalidad española y la mayoría de edad.

Podemos afirmar que la ciudadanía es una consecuencia positiva tras la obtención de la nacionalidad española y que, mientras la primera se obtiene una vez adquirida la nacionalidad española y alcanzado los 18 años, la  segunda se puede adquirir por las distintas vías que he mencionado anteriormente, con independencia de la edad.

Ejemplos Prácticos:

EJEMPLO 1.- Alberto, nacional español que no tiene la ciudadanía. ¿Cómo es posible?

Estoy segura que ahora mismo no entiendes cómo es posible que una persona, con nacionalidad española, no tenga la ciudadanía. Pensarás que me estoy equivocando en este ejemplo pero no. Si un nacional español aún no ha adquirido la ciudadanía significa que sigue siendo menor de edad. 

Es decir, supongamos que Alberto nace en Cantabria, de padre murciano y madre andaluza, el 3 de enero de 2015. Es español de origen. Sin embargo, aunque entendamos que es ciudadano español por residir en España, en lo que compete a la posibilidad de ejercer  sus derechos políticos, aún no la ha obtenido. 

EJEMPLO 2.- Nelson, con ciudadanía española pero sin nacionalidad de nuestro país. ¿Seguro?

¡Error! ¡Te pillé! Como he afirmado ut supra, no es posible que una persona ostente la ciudadanía española sin adquirir previamente la nacionalidad.

Lo que sí puede haber obtenido es el permiso de residencia en nuestro país, que se otorga sin necesidad de adquirir la nacionalidad, pero no la ciudadanía.

Conclusiones

Antes de nada, enhorabuena por haber finalizado la lectura de este artículo. Si has entendido que, ciudadanía y nacionalidad española, a pesar de usarse como sinónimos en nuestro país no son lo mismo, me doy por satisfecha.  

Haciendo un breve repaso de los aspectos más importantes que hemos tratado destaco:

  • No es posible ostentar la ciudadanía sin obtener previamente la nacionalidad española.
  • Se puede ser nacional español pero no tener la ciudadanía por ser menor de 18 años.
  • En España, la ciudadanía se adquiere al cumplir los 18 años mientras que para adquirir la nacionalidad existen distintas vías (por origen, residencia, carta de naturaleza, posesión de estado o por opción) con independencia de la edad. 
  • Además, hemos abordado los distintos apartados con ejemplos prácticos para que se haga más amena y fácil la comprensión del tema.

Espero que, a partir de la lectura de este artículo, sepas y puedas utilizar correctamente los conceptos de ciudadanía y nacionalidad.

¡Hasta la próxima!

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido.

PROBAR AHORA

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 10

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Autor

  • Mari Carmen Martínez Morante

    Jurista. Actualmente, me preparo las Pruebas de Acceso a la Abogacía y la Procura 2024. Mi vocación por el derecho cumple con una función social y moral. Mi objetivo es aproximar este apasionante mundo de una manera clara y sencilla a cualquier lector.

Mas consejos de derecho: