Derecho virtual Logo

Clasificación de los Contratos: una guía definitiva con 10 ejemplos

Clasificación de los Contratos

¿Te resulta difícil retener la clasificación de los contratos? Quizás sea una de las cosas más sencillas del mundo, pero el problema esta en cómo nos lo explican en la facultad.

La dificultad se encuentra en desgranar perfectamente que criterio seguimos a la hora de clasificar el contrato.

Recuerda joven aprendiz de jurista, la clasificación de los contratos depende en gran medida del prisma que uses para analizarlos.

Quédate conmigo y con muchísimos ejemplos podrás conocer todos los contratos.

¿Empezamos?

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido.

PROBAR AHORA

Clasificación de los contratos

Dentro de toda la amalgama de contratos que pueden existir dentro de nuestro Código Civil, debemos tener en cuenta que la clasificación de los contratos puede estar basada en algunos criterios como:

  • El tipo de obligaciones que las partes puedan tener, si es que solo se obliga una parte o se obligan las dos
  • Si existe un precio o una cantidad a abonar
  • Si tenemos clara el tipo de prestación que se va a realizar
  • Si tiene una regulación legal o no
  • Si tenemos en cuenta como se perfeccionan, si se hacen por el mero consentimiento, si es necesaria la entrega de la cosa o si el consentimiento debe darse de una forma concreta
  • Finalmente, quien está contratando y con quien, si una persona física o una persona jurídica.

Tipos de clasificación de los contratos

Ya hemos desgranado que criterios de clasificación se siguen para hacer una clasificación de los contratos.

Ahora vamos a ver cada uno de los criterios y a poner los ejemplos contractuales mas clásicos.

  • Unilaterales y bilaterales, responden a las obligaciones de cada una de las partes

Ejemplo de contrato unilateral “El contrato de prenda

Juan le debe 1000€ a su amigo Javier, como desea que Javier no le esté recordando constantemente la deuda decide dejarle en prenda su nuevo IPhone 15, mientras que reúne el dinero para devolvérselo.

Ejemplo de contrato bilateral “El contrato de obra”

Juan decide rehabilitar su casa de verano, para ello contrata a Construcciones Otilio. Construcciones Otilio tendrá que realizar las obras y a cambio Juan deberá abonar el precio

  • Onerosos y gratuitos, si media un precio o si existe una contraprestación

Ejemplo de contrato gratuito “El contrato de donación”

Juan le dona a su hijo Marco una finca para que pueda disfrutar de ella con sus nietos.

Ejemplo de contrato oneroso “El contrato de suministro”

Juan contrata con Netflix una suscripción para disfrutar con toda la familia de los contenidos de la plataforma. A cambio de pagar una cuota mensual Juan y su familia podrán disfrutar de todo el catalogo de Netflix.

  • Conmutativos y aleatorios, son aquellos cuya prestación se conoce en todo momento

Ejemplo de contrato conmutativo “Contrato de depósito”

Juan decide llevar a una joyería famosa de Madrid un collar que fue de su abuela con el objetivo de que se la guarden.

Además la deja para que le hagan los tratamientos oportunos y pueda utilizarla en eventos especiales.

La joyería deberá custodiar y tratar en perfectas condiciones la joya

Ejemplo de contrato aleatorio “Contrato de seguro”

Juan trabaja como soldador acuático, una profesión con bastante riesgo. Por lo que decide suscribir un seguro de vida para que sus hijos puedan tener algo en caso de que el fallezca en alta mar soldando una tubería. Para ello  y antes de contratar decide consultar la Ley de Contrato de Seguro 

No sabemos si prestación, que muera Juan y la aseguradora deba pagar se va a cumplir o no.

  • Típicos y atípicos, dependerá de si cuenta con regulación propia o si se rige por los principios generales de la contratación.

Ejemplo de contrato típico “Contrato de arrendamiento”

Juan decide alquilar para el y su familia un piso en Logroño. Como estudio derecho en Madrid sabe que antes de firmar deberá consultar la Ley de Arrendamientos Urbanos, que es donde se regulan este tipo de contratos.

Ejemplo de contrato atípico “El contrato de renting”

Juan quiere cambiar de coche, sin embargo llega al concesionario y le ofrece un coche pero mediante algo llamado “renting”.

En este tipo de servicio el usuario paga una cantidad al mes por el uso del vehículo con todos los servicios cubiertos.

Dentro de estos servicios se incluyen: las inspecciones técnicas, los seguros…, todo ello por una cuota pactada en tiempo determinado superior a un año.

Con esta clasificación podemos definir perfectamente cualquier tipo de contrato.

Ejemplo de clasificación de los contratos “La compraventa”

La compraventa será clasificado como un contrato bilateral, oneroso, conmutativo y típico.

Porque sabemos que comprador y vendedor están obligados, porque media un precio para la ejecución del contrato, porque se sabe de antemano las prestaciones que una parte y otra deben cumplir y porque se encuentra regulado en nuestro código civil.

Conclusión

En este caso hemos visto cómo se pueden clasificar los diferentes tipos de contratos que encontramos en nuestro ordenamiento jurídico.

Como has podido recordar, tendremos que tener en cuenta varios factores para poder clasificar correctamente un tipo contractual o otro.

Para ello nos vamos a fijar en quien esta obligado, si hay una contraprestación o no, si conocemos la prestación  a realizar y si es un contrato regulado o carece por completo de una Ley propia que lo desarrolle.

Ahora que ya sabes cómo clasificar los contratos ¿Tienes alguna duda más?

Si deseas ahondar mas en los contratos y sus requisitos  esenciales te invito a que te pases por nuestro post requisitos de los contratos

¡Hasta pronto!

¿SE TE ATRAGANTA LA CARRERA DE DERECHO?

Prueba GRATIS los cursos que te permitirán aprobar 7 veces más rápido.

PROBAR AHORA

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 4

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Autor

  • Jesús Aitor Prado Seoane

    Abogado especialista en propiedad intelectual, industrial y nuevas tecnologías en QUERYLAWYER LEGAL BOUTIQUE (32.135.180.35.) Doctorando en Derecho civil por la Universidad de la Rioja.

Mas consejos de derecho: